Buscar
20:37h. Viernes, 16 de Noviembre de 2018

Izquierda Unida y PSOE exigen al gobierno municipal que asuma sus responsabilidades por los continuos vertidos en las costas

En el último mes se han producido tres vertidos incontrolados de aguas fecales en el núcleo costero de El Médano. Sin embargo, esta situación no es novedosa ya que en el verano del 2017 ocurrió lo mismo hasta en tres ocasiones, lo que obligó a cerrar al baño playas de gran afluencia por contaminación y por el alto riesgo para la salud de las personas.

 

Los diez concejales de la oposición granadillera han solicitado la celebración de un pleno extraordinario para poner en marcha medidas urgentes que prevengan futuros derrames de aguas fecales en la costa
Los diez concejales de la oposición granadillera han solicitado la celebración de un pleno extraordinario para poner en marcha medidas urgentes que prevengan futuros derrames de aguas fecales en la costa

Según refiere el concejal de Izquierda Unida, Félix Hernández Miranda, “a pesar de la gravedad de la situación y de que la misma es insoportable para los vecinos y vecinas de la zona, el gobierno de CC y PP no ha tomado ninguna medida para prevenir nuevos vertidos en el futuro”.  

Muy al contrario, afirma el edil, “a lo largo de estos meses las excusas han sido diversas y tendentes a exculparse de una evidente mala gestión municipal. Tanto es así que han llegado a referir, incluso, que no se trata de vertidos de las redes de saneamiento públicas o que es consecuencia exclusiva, según manifestó el propio concejal de servicios, del incivismo de los vecinos y vecinas del municipio”.

Por su parte, el portavoz de los socialistas, Juan Rodríguez Bello, afirma que “esta irresponsabilidad y falta de capacidad para dar respuesta a un problema que genera una gran alarma social es incluso más llamativa en el alcalde del municipio, José Domingo Regalado, a quien no hemos escuchado hablar de este asunto en más de un año desde que tuvo lugar el primer vertido.”

La situación, fuera de control desde hace semanas, hace patente que no se están llevando a cabo correctamente las labores de mantenimiento de la red pública de saneamiento. Si bien estos trabajos deben ser ejecutados por una empresa privada, el gobierno de CC-PP tiene el deber de supervisar que se está cumpliendo íntegramente con estas obligaciones. Sin embargo, según manifiestan los concejales, el alcalde José Domingo Regalado y el concejal de servicios, Marcos González, cierran los ojos y niegan la mayor. La negligencia en las labores de reparación y vigilancia es tan evidente que han llegado a verterse incluso materiales sólidos, lo que evidencia que la estación de tratamiento primario no está funcionando.

Por todos estos motivos y, en palabras de Rodríguez Bello, “ante la inacción y el silencio del alcalde nacionalista y sus concejales”, Izquierda Unida y el Partido Socialista de Granadilla presentaron el pasado 5 de septiembre una solicitud de pleno extraordinario monográfico sobre este grave asunto. En esta solicitud se insta a las administraciones competentes a que ejecuten de una vez por todas la depuradora de Granadilla de Abona. Se exige también la creación de una Comisión municipal para investigar el motivo por el cual se producen estos vertidos y buscar soluciones de consenso entre todas las fuerzas políticas, constituyendo así un grupo de trabajo permanente centrado en resolver los graves problemas que se vienen produciendo en el sistema de saneamiento en los últimos dos años.

Adicionalmente, se mandata al gobierno municipal que recabe de la empresa concesionaria un plan de labores de mantenimiento y que se hagan las averiguaciones necesarias para dilucidar si la misma está cumpliendo adecuadamente con sus obligaciones. Si no fuera así, se insta al gobierno municipal a que abra expediente a la misma para tomar las decisiones que procedan.

El alto riesgo para la salud de los vecinos y visitantes y la grave afección a la imagen de nuestra costa hace a los ediles de IU y PSOE solicitar también que se incremente el número de analíticas de la calidad del agua y a que sus resultados sean publicados en la página web municipal.