Buscar
04:32h. sábado, 31 de octubre de 2020

Más de 300 menores de Granadilla se beneficiaron del servicio de ayuda a las tareas escolares

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Servicios Sociales y su Unidad de Infancia y Familia cuya responsable es María de la O Gaspar González, ha posibilitado que un total de 305 menores de familias vulnerables y con escasos recursos se beneficiaran del servicio de ayuda a las tareas escolares durante el estado de alarma.

 

Desde Servicios Sociales se puso en marcha una iniciativa solidaria durante el confinamiento para las familias con menos recursos
Desde Servicios Sociales se puso en marcha una iniciativa solidaria durante el confinamiento para las familias con menos recursos

María de la O Gaspar explica que esta iniciativa ha permitido que muchos estudiantes, que carecían de los materiales y medios tecnológicos necesarios, hayan podido desarrollar los deberes del colegio desde sus casas. Esta actuación ha consistido esencialmente en la recepción, impresión y distribución a domicilio de los trabajos académicos, aparte del material básico de papelería y escritura, en función de cada caso y las demandas.

La concejala recalca que ha sido un servicio que ha tenido muy buena acogida entre las familias, pues además de aliviar la situación económica de muchos hogares atendidos y asociada a la situación derivada de la pandemia, se unían las restricciones de movilidad y de cierre de comercios, lo que ha impedido acceder al material, en determinados periodos, por medios propios. 

En total, más de tres centenares de niños y niñas de diversas edades y niveles formativos se han acogido a esta prestación, gracias a la colaboración y la labor de coordinación entre los centros escolares, tutores, trabajadores sociales de Educación adscritos a los centros del municipio, el personal técnico de la Unidad de Infancia y Familia, y otras áreas municipales como el departamento de Cultura. En este sentido, María de la O Gaspar da la gracias a todos los que han sumado y unificado esfuerzos para que durante casi tres largos y difíciles meses de confinamiento, se haya trabajado para intentar garantizar la igualdad de condiciones en materia educativa para los menores granadilleros.