Buscar
17:40h. sábado, 16 de enero de 2021

Se pone en marcha ‘Granadilla Sostenible’, un plan de acciones de concienciación social y medioambiental

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona emprende un plan de acciones de concienciación social y medioambiental, denominado ‘Granadilla Sostenible’, a través del cual se desarrollarán políticas de sostenibilidad, protección y conservación del entorno, conciliando el desarrollo económico, ambiental y social.

Sermugran consigue la mayor subvención de Canarias para la puesta en marcha del Plan Estratégico de Recogida de Biorresiduos
Sermugran consigue la mayor subvención de Canarias para la puesta en marcha del Plan Estratégico de Recogida de Biorresiduos

Las iniciativas fueron presentadas este jueves 26 de noviembre, en la sede del Centro Empresarial de Granadilla de Abona (CEGA), por parte del alcalde, José Domingo Regalado; el presidente de Sermugran, Marcos González, y la vicepresidenta de Sermugran, María Candelaria Rodríguez. 

José Domingo Regalado manifestó que “Granadilla de Abona cuenta con un plan para trabajar por un municipio sostenible, y para ello, será necesario la colaboración y la concienciación ciudadanía”. Añadió que ‘Granadilla Sostenible’ es un programa transversal que abarca diferentes ámbitos de la sociedad dentro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados en la Agenda 2030 de la ONU, y que en lo que respecta a Sermugran, se orienta a aspectos de desarrollo sostenible, medioambientales y económicos, con tres acciones principales en el municipio: la implantación del quinto contendedor (marrón); la nueva ordenanza de recogidas de residuos y diferentes campañas de concienciación entre la población, en especial, entre los más pequeños y jóvenes, como es el caso de ‘Granadilla Educa’ y otros programas en los centros educativos como ‘Mi Cole Sostenible’.

Por su parte, Marcos González, resaltó que Granadilla de Abona, a través de Sermugran y la AEDL, ha alcanzado la mayor subvención concedida este año en Canarias, por un importe de 169.000 euros, y que posibilitará la puesta en marcha del Plan Estratégico de Recogida de Biorresiduos, y que colocará al municipio a la cabeza en cuanto a la gestión de los residuos. Agregó que esto permitirá impulsar la implantación del quinto contenedor; una acción que ya se ha iniciado como prueba piloto en dos colegios del núcleo de San Isidro, y que antes de finalizar el presente año se implantará, también, en el resto de colegios, así como en diferentes barrios del municipio. 

Para la implantación de este quinto contenedor se realizarán, de forma paralela, campañas informativas a la ciudadanía; se reforzará la concienciación en los centros educativos, enmarcado en el programa ‘Granadilla Educa’, y se establecerá como objetivo prioritario la reducción de los residuos, en el que se fijará la obligatoriedad de separar y reciclar, cumpliéndose con las directivas europeas y la nueva ordenanza municipal de recogida de residuos.

Nueva normativa municipal. Marcos González se refirió, también, a la nueva ordenanza de recogida de residuos de Granadilla de Abona que ha entrado en vigor recientemente y que supone un nuevo marco legal, adaptado a las exigencias del Estado y de la Unión Europea, y también un marco de convivencia ciudadana, en el que se fundamentan los usos correctos de los contenedores y la obligatoriedad de separar y reducir los residuos. A su vez, el nuevo documento tiene por objeto la regulación de todas aquellas conductas y actividades relacionadas con el depósito y la recogida de residuos, de competencia municipal, y evitar y erradicar los vertederos de escombros y enseres. 

La nueva normativa prevé sanciones que van desde los 750 euros, si son leves, y hasta 1.750.000 euros, si son muy graves. Esta ordenanza viene a dar solución, entre otras cosas, al indiscriminado abandono de residuos en vía pública y en zonas no habilitadas para ello, pues uno de los objetivos fundamentales es acabar con la mala imagen que representa el abandono de todo tipo de residuos en lugares públicos. 

‘Granadilla Educa’. María Candelaria Rodríguez destacó que otro de los pilares básicos de este plan, es la creación de ‘Granadilla Educa’, desarrollado por el Ayuntamiento, a través de Sermugran. Argumentó que, bajo la premisa de que las generaciones que hoy se educan en escuelas sostenibles, son las generaciones que sostendrán el mundo del mañana, nace este  programa que estará presente en la comunidad educativa y que cuenta con acciones específicas en los centros educativos del municipio, siendo el más conocido ‘Danos la lata’, en los CEIP, y ‘Jóvenes en Acción’, en los IES. Esta iniciativa ofrece herramientas, recursos y actividades participativas para que la ciudadanía y la comunidad educativa se forme y tome conciencia de las mejores prácticas y actitudes para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) municipales. 

Este programa pretende que los más jóvenes trasladen la visión y los valores de este programa a las familias del municipio; valores que forman parte de la conducta del ser humano y su desenvolvimiento en el entorno ambiental, promoviendo acciones positivas que estimulen un uso racional de los recursos naturales para un equilibrio ecológico. La Educación para el Desarrollo  Sostenible (EDS) tiene por objeto ayudar a las personas a desarrollar actitudes y capacidades, como también adquirir conocimientos que les permita tomar decisiones fundamentadas en beneficio propio y de los demás; ahora y en el futuro.

En las aulas se impulsará el aprendizaje de la nueva ordenanza de residuos; la recogida del biorresiduo, que es la materia orgánica para la realización del compost, y se ayudará al alumnado a afrontar diferentes roles y pautas de sensibilización ambiental y conductas cívicas como el cuidado de nuestro entorno y calles. Además, como novedad se desarrollará un nuevo programa denominado ‘Mi Cole Sostenible’.