Buscar
08:56h. Domingo, 08 de diciembre de 2019

El PP acusa a Endesa, Mercadona, Surpan y Mesturados Canarios de contaminar la costa de Granadilla

El Partido Popular (PP), socio en el gobierno municipal de Granadilla de Abona , junto a Coalición Canaria (CC),  acusó en el último pleno a Endesa, Mercadona, Surpan y Mesturados Canarios de contaminar la costa de Granadilla  y elevó al pleno  una propuesta para solicitar a las mencionadas entidades mercantiles “informes de las emisiones a la atmósfera y vertidos al espacio terrestre-marino, derivados de sus respectivas actividades en la zona del puerto de Granadilla” .

 

Marcos Gonzalez  propone solicitar a las entidades mercantiles informes de emisiones a la atmósfera y vertidos incontrolados al mar. Foto Esteban Pérez
Marcos Gonzalez propone solicitar a las entidades mercantiles informes de emisiones a la atmósfera y vertidos incontrolados al mar. Foto Esteban Pérez

La moción, realizada y argumentada por el concejal popular responsable del área de Medioambiente, Marcos José González, se desarrolla en medio de la polémica debido a los recientes vertidos de  fecales al mar, concretamente en Playa Batata, en la zona de Montaña Pelada, en El Médano, a causa del mal estado en el que se encuentra el emisario submarino, cuya competencia en materia de control, mantenimiento y seguridad, le corresponde directamente al ayuntamiento, por lo que los diferentes grupos de la oposición, Ciudadanos, PSOE e Izquierda Unida (IU), si bien por un lado no vieron con malos ojos la propuesta del concejal de Medioambiente, por otra parte la tacharon de “oportunista” al intentar desviar la atención del verdadero problema que en estos momentos azota a la costa granadillera: los vertidos de fecales al mar debido a un saneamiento obsoleto heredado del pasado,  pero que por el bien del medioambiente,  el actual grupo de gobierno tiene que resolver en el presente, dejando de lado cuestiones políticas y partidistas. 

En aras de paliar la contaminación de fecales en el mar, y hasta que se lleve a cabo la construcción de una depuradora en la zona de Pelada –que requiere de inversión estatal-  el ayuntamiento y el Cabildo de Tenerife han invertido recientemente 500.000 euros en la mejora de los emisarios de Pelada y la zona de los Martines, en El Médano, para habilitar el aliviadero del muelle.

Sin embargo, el Ayuntamiento sabe que esta actuación es insuficiente para controlar el resto de contaminantes que afectan a la zona y que derivan de la actividad industrial del puerto de Granadilla. Al respecto,  el grupo popular en el ayuntamiento manifiesta su “preocupación” por “los elevados índices de contaminación que han mostrado las playas del municipio durante la época estival, así como por los incidentes medioambientales y los impactos que estos suponen en las aguas costeras del municipio, las cuales comprenden desde los límites de Arico, en las cercanías del polígono industrial de Granadilla, hasta el núcleo de Los Abrigos, pasando por El Médano, La Tejita, y el resto del litoral”.

Fuga de queroseno al mar

Según el responsable de Medioambiente, la preocupación por el estado de la costa granadillera se acentúa a raíz de los lamentables incidentes medioambientales sucedidos en el primer semestre del año 2018. Cabe recordar, en ese sentido, que el pasado 18 de marzo de 2018 se produjo una fuga de queroseno desde el área de descarga, procedente de uno de los puntos de repostaje de Cepsa, desde el cual los barcos suministran combustible a la instalación del Aeropuerto Tenerife Sur.

Según se pudo saber y en función de la documentación a la que ha tenido acceso Sol del Sur, El derrame provenía de una válvula mal cerrada y afectó al Espacio Natural Protegido de Montaña Roja, ocasionando el cierre momentáneo de la playa de La Tejita, hasta que fue eliminado el vertido una vez sellada la válvula por los buzos de la empresa Cepsa.

Igualmente, el 28 de mayo de este mismo año, se publica un vídeo en redes sociales donde se muestran vertidos de una tubería submarina frente al polígono de Granadilla, lo que ocasiona la apertura de un expediente por parte de la Dirección General de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Canarias a la empresa Endesa, titular de las instalaciones.

Con motivo de estos últimos hechos citados, el área de Medioambiente del Ayuntamiento de Granadilla, rescata un informe de hace más de 10 años y comprueba que la situación poco ha cambiado. De ese estudio se desprende que en “la isla sólo se vierten 2,3 millones de litros de agua al día correctamente tratada, mientras que el 96 por ciento del total de emisiones incumple la directiva europea en este ámbito”.

Ante este panorama desolador, la concejalía al frente de González, ha requerido este año, aunque con resultados “poco concluyentes”, información a las empresas ubicadas en el polígono industrial de Granadilla de las que hay constancia que emiten vertidos frecuentes derivados de su actividad o de sus procesos productivos, entre las que se encuentran, entre otras, Endesa, Mercadona, Surpan y Mesturados Canarios.

Con el fin de obtener una mejor información y mejorar la calidad del Medioambiente,  el Ayuntamiento de Granadilla instará a Cepsa, dados los hechos ocurridos relativos al suministro de combustible que los barcos realizan al aeropuerto Tenerife-Sur,  que remita informe en el que se haga constar las medidas de actuación y planes de control ambiental con los que cuenta para el desarrollo de tales actividades; así como informe en el que consten detallados los hechos acaecidos y citados con anterioridad en esta información, las actuaciones realizadas para el control del vertido y la evaluación de los posibles daños causados al Espacio Natural Protegido de Montaña Roja.

De la misma manera,  Endesa, Mercadona, Surpan y Mesturados Canarios, deberán presentar ante el ayuntamiento informe de los niveles de emisiones a la atmósfera y vertidos al espacio terrestre-marino derivados de su actividad industrial.