Buscar
22:08h. miércoles, 12 de agosto de 2020

El PSOE culpa al gobierno por la pérdida de la Bandera Azul de la playa del Médano

La playa de el Médano, una de las mejores de Tenerife y de Canarias, se queda sin bandera azul para el año 2018. Según se ha podido saber, esto ha ocurrido a consecuencia de los vertidos de aguas fecales producidos durante el pasado verano. Después de conocer el resultado del organismo evaluador, queda acreditado que no se cumple con las exigencias de calidad que se requieren para otorgar este galardón. 

 

 

La playa del Médano ha perdido su Bandera Azul
La playa del Médano ha perdido su Bandera Azul

En palabras de María Luz Fernández, concejala socialista y responsable de turismo en su etapa de gobierno, "esto es fruto de la despreocupación de un gobierno municipal más ocupado en cuestiones superfluas, como la colocación de unas letras que costaron a los vecinos más de doce mil euros, que por garantizar que se cumplan los requisitos de calidad de nuestras playas".

Afirma la edil socialista que "un año después de los primeros vertidos, seguimos sin saber la causa de los mismos. Ello a pesar de que el gobierno manifestó haber encargado nada menos que dos auditorías para esclarecer su origen. Que no sepamos todavía el resultado de dichos estudios es sólo una negligencia más de este gobierno, incapaz de trasladar la magnífica calidad de nuestras aguas".

La concejala añade que "es indignante cómo Jacobo Pérez, portavoz de CC y del gobierno, engaña a la población granadillera manifestando que el Alcalde ha presentado un recurso para recuperar la bandera ya que, frente a la resolución de este organismo, no cabe recurso alguno". La edil exige la dimisión del portavoz del gobierno, Jacobo Pérez, tanto por la negligente gestión en materia de vertidos y la consecuente pérdida de la bandera azul; como por mentir, por enésima vez, a los ciudadanos de Granadilla.

La pérdida de esta bandera se une a la de la certificación de calidad "starlight" que ostentaba Granadilla de Abona desde 2013 y que el actual gobierno ha decidido no renovar. Según Fernández, esto confirma "el abandono de CC y PP del modelo turístico consolidado por los socialistas basado en un turismo sostenible y de calidad, basado en la naturaleza en los deportes acuáticos. Esto va a afectar de manera muy negativa a la imagen turística del municipio y, consecuentemente, a los empresarios y comerciantes de la zona por el previsible descenso visitantes ".