Buscar
11:32h. Jueves, 21 de Febrero de 2019

El PSOE denuncia la pasividad del Gobierno en un vertido en San Isidro

El PSOE de Granadilla se hace eco de la alarma vecinal ocasionada por un vertido de aguas residuales proveniente de la canalización del Barranco Cha Joaquina, en San Isidro, recepcionada hace pocos meses por el Ayuntamiento de Granadilla. Desde hace semanas, los vecinos que viven en la zona sufren los malos olores y la presencia de insectos y ratas que han aparecido como consecuencia de un río de aguas fecales que puede apreciarse a simple vista.

 

Los vecinos de la zona comunicaron hace semanas la presencia de ratas y los malos olores ocasionados por un río de aguas fecales que discurre por el barranco Cha Joaquina
Los vecinos de la zona comunicaron hace semanas la presencia de ratas y los malos olores ocasionados por un río de aguas fecales que discurre por el barranco Cha Joaquina

Según manifiesta la concejal socialista, Doña Carmen Dolores Rodríguez de Vera, “los vecinos se han dirigido al Ayuntamiento en numerosas ocasiones para denunciar el vertido. Sin embargo, transcurridas varias semanas, siguen sin tener noticias de cuándo se van a tomar medidas al respecto, teniendo en cuenta el riesgo para la salud de los habitantes de la zona y las dificultades para hacer una vida normal ante estas molestias”.

Tras contactar con técnicos del Consejo Insular de Aguas, los socialistas han podido saber que en el interior de la canalización hay un gran charco de aguas fecales de más de veinticinco centímetros de profundidad y que el acceso es imposible teniendo en cuenta la presencia de gases altamente tóxicos.

Manifiesta la edil que “no entendemos cómo se están vertiendo aguas fecales por esta canalización. La misma está prevista en exclusiva para aguas pluviales y el saneamiento no debería estar conectado a esta red. Sin embargo, observamos con preocupación cómo el gobierno mira para otro lado y no toma decisiones, de la misma manera que ocurrió hace algunas semanas en el núcleo de El Médano.”

Los socialistas han solicitado al gobierno municipal que se adopten las medidas necesarias tendentes a conocer el origen del vertido así como a solucionar este problema que ocasiona graves molestias a los vecinos de la zona.