Buscar
15:27h. miércoles, 28 de octubre de 2020

Sale a licitación el contrato del servicio de recogida de perros abandonados en Granadilla

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de la Concejalía de Seguridad cuya responsable es María Candelaria Rodríguez, ha sacado a licitación el contrato del servicio de recogida de perros abandonados en el municipio y su acogida, siendo el presupuesto para este fin de 60.000 euros y el plazo de presentación de proposiciones hasta finales de mes.

Esta actuación supone una inversión de alrededor de 60.000 euros y da respuesta a una importante demanda poblacional
Esta actuación supone una inversión de alrededor de 60.000 euros y da respuesta a una importante demanda poblacional

Esta actuación, indica Rodríguez, posibilitará la puesta a disposición de la población de este servicio, dando respuesta a una importante necesidad por parte de la población del municipio, y que permitirá a los granadilleros y las granadilleras contar con una prestación de recogida y acogida de los animales en situación de riesgo con todas las garantías. Hay que recordar que esta prestación sería la tercera vez que se saca a licitación, pues durante el pasado año se realizó el proceso dos veces y quedó desierto en sendas ocasiones. En este caso, se ha incrementado la partida económica en 15.000 euros más y los servicios que recoge la prestación.

El objetivo principal, recalca la concejala, “es el respeto y bienestar de los animales abandonados en Granadilla de Abona, con la premisa de velar por la seguridad de la ciudadanía y proporcionar al animal una calidad de vida íntegra y digna”. Agrega que el Ayuntamiento cuenta con una ordenanza de tenencia de  animales y por parte del Cuerpo de la Policía Local “se desarrollarán las acciones pertinentes para su control y cumplimiento. El objetivo del grupo de gobierno municipal es, además de velar por el derecho y el bienestar de los animales, es dar debido cumplimiento a la normativa municipal”.

En cuanto al objeto del contrato, que tendrá una duración de un año, figura la retirada de los animales abandonados de la vía pública en el término municipal, su traslado y la acogida en un centro canino, albergue o residencia habilitado para ello y que cumpla la normativa vigente.