Buscar
02:45h. miércoles, 28 de octubre de 2020

Salvar La Tejita reclama a la ministra de Transición Ecológica que sea coherente y pare las obras del hotel costero

La plataforma Salvar La Tejita ha requerido a la a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España, Teresa Rivera, que armonice sus acciones políticas con lo que declara en prensa sobre ecología y economía verde y, en sintonía con eso, que paralice las obras del hotel que se construye a pocos metros del mar a pesar de incurrir en importantes irregularidades y contradicciones, y de estar relacionado, incluso, con una investigación sobre corrupción.

Como parte de una plataforma ecologista, "damos la bienvenida a cualquier iniciativa de una organización gubernamental o ministerio que demuestre la voluntad de abordar los graves problemas ecológicos que, directa o indirectamente, amenazan a nuestro planeta", empieza la carta abierta dirigida a la ministra de Transición Ecológica en respuesta a las declaraciones que hizo este mes al diario.es destacando la importancia de que la reactivación económica "respete los límites ambientales".

"Mientras usted está dispuesta a realizar entrevistas y a hablar sobre estas iniciativas" medioambientalistas, hay asuntos reales que, incluso hoy en día, "están siendo ignorados por usted misma, su ministerio y las administraciones que usted controla", apunta la plataforma Salvar La Tejita mientras le recuerda que "hoy en día, continúa la construcción de un hotel de 28.803,52 m2, a sólo 20 metros del litoral, y en el borde de una reserva natural.

 

 

Este hotel que pretende acoger a más de 900 clientes, añade la plataforma, no tiene instalación de tratamiento de aguas residuales, y dentro de su propio proyecto y licencia de construcción, admite que no cumple con la legislación o las leyes de alcantarillado vigentes.

Salvar la Tejita recuerda a la ministra que durante los últimos 3 años han tenido que ser cerradas varias playas cercanas a este hotel "debido a la contaminación causada por las aguas residuales sin tratar que se vierten en el mar" y le pregunta directamente "por qué permite que otro nuevo hotel se sume a este grave problema".

 

Irregularidades e indicios de corrupción

Además, el colectivo incide en la misiva en que este hotel "está sujeto a graves irregularidades en el proceso de tramitación del deslinde costero, en el que Costas Tenerife y el Ayuntamiento de Granadilla están tratando de acercarlo hacia el mar lo máximo posible, con el fin que no afecte a las dimensiones del proyecto hotelero".

Ponen de manifiesto que todo ello está sucediendo a pesar de que en noviembre de 2018 su propio ministerio ordenó trazar un nuevo deslinde en el que se protegía un campo de dunas móviles que transcurre en los terrenos que ahora se están destruyendo, haciendo completamente inviable la construcción del hotel. Y, también, que se está permitiendo que los trabajos de construcción de ese hotel continúen a pesar de que e año pasado Costas ordenó cesar la actividad y devolver el estado natural a los terrenos hasta que el deslinde esté terminado.

Entre los puntos oscuros de esa obra y de la permisividad política que la rodea, Salvar la Tejita también señala en esa carta que "este hotel se está construyendo con licencias que tienen irregularidades, autorizaciones obligatorias que han caducado e informes técnicos de un funcionario de Costas que está siendo investigado por indicios de corrupción".

 

 

Impunidad durante el confinamiento

Tras recordar que "cada día que pasa, se están excavando más rocas y dunas de arena a pocos metros del mar" y que "no hay tiempo que perder", solicitan a Teresa Rivera "que intervenga inmediatamente".

Mientras los diversos procedimientos judiciales contra el hotel están paralizados debido a la pandemia de COVID-19, "la destrucción irreversible de la zona costera continúa debido a la impunidad de los promotores del hotel". "Esto es un insulto a los muchos ciudadanos responsables que no pueden trabajar ni salir de sus casas, y, desde sus ventanas o balcones, sólo pueden ser testigos de la destrucción de la costa ante sus propios ojos, mientras leen el contenido de su entrevista", manifiestan.

Además, señalan que paralizar esa construcción no supondría destrucción de empleo dado que sus promotores tienen otras obras paradas en sus inmediaciones.

"Este hotel, con sus graves irregularidades, será un riesgo directo para la ecología, la salud de los residentes y visitantes de la costa y la contaminación de las aguas de la playa, será su responsabilidad si no actúa para evitarlo", concluye la carta. 

En la siguiente imagen pueden ver el estado actual de las obras de construcción de ese controvertido hotel:

Estado actual de las obras del hotel que se construye en La Tejita.