Buscar
02:45h. Jueves, 24 de octubre de 2019

El casco antiguo de Guía de Isora cuenta con 4 nuevas calles peatonales

Las personas que visiten el casco histórico isorano podrán hacerlo a pie con total tranquilidad por las calles de Arriba, de Abajo, Sor Larai y El Mentidero. El acceso de vehículos a estas calles queda restringido exclusivamente a propietarios de garaje y vecinos (salvo un tramo abierto al tráfico hasta Sor Larai). 

Las obras realizadas incluyen una nueva red de pluviales y de abastecimiento de agua potable, así como la canalización subterránea de redes de telefonía y baja tensión.
Las obras realizadas incluyen una nueva red de pluviales y de abastecimiento de agua potable, así como la canalización subterránea de redes de telefonía y baja tensión.

El concejal isorano de Urbanismo y Accesibilidad, Eduardo González, era el encargado de recepcionar esta semana la obra por parte del área de Cooperación Municipal del Cabildo de Tenerife. “A pesar de las molestias generadas a vecinos y comerciantes, estamos seguros de que el resultado de esta obra aumentará  la dinamización comercial, apostando fuertemente por la peatonalización”. Añade González que esta actuación “forma parte de un proyecto mucho más amplio y que persigue crear un nuevo modelo de espacio urbano, mejorando uno de los puntos más importantes del casco de Guía de Isora, catalogado como BIC desde 2008”.


MEJORAS EN LA RED DE SERVICIOS

Los trabajos realizados incluyen la ejecución de una nueva red de pluviales que desaguará en sendos puntos del Barranco del Valo (o Barranco de Guía), para lo cual los colectores se han prolongado a lo largo de las calles El Mentidero, Sor Larai, Guicios y un tramo del aparcamiento de la Avenida de Isora (TF-82).

De la red de saneamiento que existía, se ha pasado a una separativa y una nueva red de abastecimiento de agua en las calles de Arriba, de Abajo, Sor Larai y El Mentidero. Así mismo, en dichas calles se ha hecho una nueva canalización subterránea para soterrar el cableado del alumbrado público, manteniendo las luminarias actuales adosadas a la fachada, así como las canalizaciones subterráneas para las redes de baja tensión y telefonía.