Buscar
19:55h. Lunes, 09 de diciembre de 2019

El espectáculo Cambuyón y el Festival de Música Antigua cierran la programación cultural de julio

El próximo vienes 26 de julio aterrizará en Playa San Juan el aclamado espectáculo Cambuyón Quartet, en la Plaza del Centro Cultural a las 21.00h. Al día siguiente (sábado 27) llegará el Festival de Música Antigua de Tenerife de la mano de Goldfinch Ensemble que ofrecerán un concierto titulado “Dialéctica entre Bach y Couperin”. En este caso, el evento se celebrará en el auditorio interior del Centro Cultural de Playa San Juan a las 20.45h. 

Esta nueva propuesta del espectáculo Cambuyón llega con la intención de poder variar el formato y darle agilidad a las presentaciones, agilidad en el montaje y las condiciones técnicas, agilidad en los intérpretes y agilidad en las propuestas artísticas. CAMBUYÓN QUARTET cuenta con un percusionista, un cantante y dos bailarines donde tendrán cabida, además de los números e intérpretes ya aclamados en muchos centros importantes de la danza mundial, nuevas propuestas que vayan surgiendo de nuestro proceso creativo y las nuevas incorporaciones al elenco.

Una forma de mantener más vivo el viaje de Cambuyón y compartirlo al momento con nuestros espectadores. El Cambuyón fue, además de una forma de vida, una actividad nacida el siglo XIX, cuando los grandes barcos fondeaban en la bahía de los puertos de las islas atlánticas (Canarias, Madeira) los comerciantes locales acudían a los buques a intercambiar productos. Durante los años 40 y 50 del siglo pasado se convirtió además en una de las pocas vías de comunicación con el exterior, en la puerta de entrada cultural de una sociedad cerrada al mundo a pesar de ser un puerto estratégico.

Esta realidad histórica ayuda a recorrer el camino que ha hecho posible la existencia hoy en día de disciplinas artísticas como el claqué o el hip-hop, nacidas claramente de la fusión, los viajes y los encuentros de culturas diferentes. Desde África y Europa hacia América volviendo al viejo continente y convirtiéndose en universales, los diferentes ritmos que abordamos forman parte de la cultura global imperante. CAMBUYÓN muestra el recorrido, los encuentros y sus frutos totalmente mestizos con la clara intención de entretener al espectador a través de la fuerza y la importancia que el ritmo tiene en la vida del ser humano.

 

FESTIVAL DE MÚSICA ANTIGUA

Entre las nuevas perspectivas culturales de Tenerife se encuentra la apuesta del Cabildo por extender la programación del Auditorio de Tenerife más allá del área metropolitana. Entre las líneas programáticas socializadoras desarrolladas se encuentra el Festival de Música Antigua de Tenerife y en concreto este concierto que ofrecerá el GOLDFINCH ENSEMBLE compuesto por Pablo Sosa (traverso);  Salomé Gasselin (viola) y Emmanuel Frankenberg, (clavecín), el 27 de julio en el Centro Cultural de Playa San Juan a las 20.45h.

 

DIALÉCTICA ENTRE BACH Y COUPERIN

Fue en 1722 cuando Johann Sebastian Bach termina su primer libro de Das Wohltemperierte Klavier en Köthen, Alemania. El mismo año, François Couperin publica sus Concerts Royaux en París, Francia. Eran tiempos de mucha creatividad y producción musical para ambos compositores, quienes crearon obras que quedarían para siempre consideradas como algunas de las composiciones más importantes de la primera mitad del siglo XVIII. Tanto Bach como Couperin estuvieron influenciados por los correspondientes estilos compositivos nacionales, alemán y francés, respectivamente, aunque ambos nunca dejaron de buscar nuevas posibilidades musicales.

A través de este programa se intenta mostrar qué representaban estos dos maestros e incluso cómo podrían haber sido inspirados el uno por el otro. Sabemos que el goût français influyó considerablemente las prácticas musicales en Alemania durante el siglo XVIII. Bach mismo estaba muy familiarizado con el estilo francés: además de conocer muchos músicos franceses, incluyendo al compositor, organista y clavecinista Louis Marchand en 1717, también copió y utilizó la famosa tabla de ornamentos de Jean-Henri d’Anglebert.