Buscar
13:14h. martes, 20 de octubre de 2020

Fordlandia Malaise, las secuelas de un proyecto sin éxito

El recuerdo de Fordlandia nos remonta a los años 30, cuando comenzó el proyecto de producir caucho en Brasil para las fábricas de coches del empresario Ford en Estados Unidos. La idea era combatir el monopolio británico hasta ese momento con este material. Sin embargo, en apenas una década, el proyecto solo se tradujo en pérdidas económicas de millones de dólares y se canceló estrepitosamente. 

Susana de Sousa se adentra en la población fundada por Henry Ford, en el Amazonia, con el fin de demostrar los efectos que sufren hoy en día en esa localidad
Susana de Sousa se adentra en la población fundada por Henry Ford, en el Amazonia, con el fin de demostrar los efectos que sufren hoy en día en esa localidad

La prestigiosa directora, Susana de Sousa, nos acerca a la realidad actual que vive esta zona del país que, a diferencia de lo que muchos pensaban, no es una ciudad fantasma, sino todo lo contrario: “hay mucha gente viviendo ahí en la actualidad”, como asegura la directora de origen portugués. 

Ella centró su atención “no tanto en la historia que ya conocemos de Ford y su imperio, sino realmente en lo que se construyó en el siglo pasado y en lo que queda de ese pueblo en la actualidad, que es sorprendente cómo sus habitantes, sin ser dueños de esos bienes materiales y los restos de esas máquinas de producción de caucho, se las ingenian para usarlas en su día a día”.

De hecho, esto fue uno de los aspectos que más le impresionó: “hoy en día estas personas están intentando reescribir su propia historia, y eso era increíble, porque son historias que ellos habían perdido y ahora intentan reinventarla. Tratan de luchar por sus derechos de ser dueños del poblado en el que viven”.

“La base de mis trabajos es darle voz a los más débiles, a aquellos que no conocemos porque siempre nos hacen escuchar las voces de los más fuertes, de las mayores instituciones y élites sociales. Es eso lo que he intentado hacer con este documental, dar voz a todas estas personas que desconocíamos hasta ahora y que se merecen ser escuchadas”, afirma de Sousa, que siempre ha buscado ese objetivo en sus películas.

Sin embargo, también existe “una reivindicación política contra el autoritarismo europeo y americano sobre la sociedad que vivimos hoy en día, porque esta situación es injusta para toda esa gente que trabajó en condiciones muy pobres en un proyecto en el que incluso muchos de ellos murieron”, añade la directora. 

De Sousa espera que su mensaje cale en los espectadores y sirva como una mirada más crítica de lo que nos rodea. 


Fordlandia Malaise participa en el Concurso Internacional de Largometraje de MiradasDoc