Buscar
10:05h. jueves, 29 de octubre de 2020

Guía de Isora recuerda que la recogida de trastos es gratuita

El Ayuntamiento de Guía de Isora ha puesto en marcha una campaña informativa sobre la recogida de enseres. El abandono de neveras, colchones  y objetos similares se ha convertido en un hecho cada vez más frecuente en las calles del municipio. Dejar cualquier residuo en la vía pública está prohibido y es objeto de sanción, que varía de los 300 a los 3.000 euros.

El consistorio isorano advierte de sanciones de hasta 3.000€ para los infractores.
El consistorio isorano advierte de sanciones de hasta 3.000€ para los infractores.

El consistorio recuerda a la ciudadanía que en Guía de Isora la recogida de enseres, trastos y otros residuos de grandes dimensiones es completamente gratuita. Las personas que tengan que deshacerse de un objeto de estas características solo tienen que llamar al 922 85 12 21 y los servicios municipales se encargarán de trasladarlo hasta la Planta Insular de Residuos Sólidos (PIRS).

El alcalde isorano, Pedro Martín, recuerda que “es deber del Ayuntamiento mantener limpio el municipio, pero también pedimos responsabilidad a la ciudadanía a la hora de deshacerse de la basura”. Martín apunta que “el Ayuntamiento asume el coste que tiene depositar estos desechos en el PIRS. Si se tiran en cualquier otra parte no solo se comete una infracción, además aumentamos muchísimo los costes de la recogida, que al final pagamos todos”.

En la misma línea se manifestó Francisco Baute, concejal de Medio Ambiente, quien explica que “esta iniciativa se une a otras que ha tomado el consistorio recientemente para pedir a los vecinos y vecinas responsabilidad con sus desechos. Desde principios de año hemos instalado Puntos Limpios portátiles en diferentes puntos del municipio donde se fomentaba el reciclaje”. Baute aprovechó para reiterar la petición municipal de “no tirar toallitas húmedas, compresas higiénicas y otros elementos similares por el desagüe”.

El Ayuntamiento de Guía de Isora recuerda también que la Policía Local vigila esta actividad y puede llegar a imponer sanciones de hasta 3.000 €.