Buscar
09:06h. lunes, 13 de julio de 2020

Guía de Isora refuerza los Servicios Sociales Municipales ante la crisis del COVID-19

El Ayuntamiento de Guía de Isora aumenta las partidas económicas destinadas a las Ayudas de Emergencia Social, Banco de Alimentos y refuerzo y protección de la plantilla de Servcios Municipales con una inversión de 635.000€

El Ayuntamiento de Guía de Isora aumenta sus servicios de atención con la incorporación de un psicólogo, un fisioterapeuta, cuatro trabajadores sociales, y tres auxiliares de ayuda a domicilio. Se triplica la partida económica destinada ayudas de emergencia.
El Ayuntamiento de Guía de Isora aumenta sus servicios de atención con la incorporación de un psicólogo, un fisioterapeuta, cuatro trabajadores sociales, y tres auxiliares de ayuda a domicilio. Se triplica la partida económica destinada ayudas de emergencia.

Tras las medidas urgentes decretadas por el Consejo de Ministros a causa de la crisis sanitaria originada por el COVID-19 el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guía de Isora ha tomado la decisión de incrementar los Servicios de Atención a las personas más vulnerables, para atender las necesidades que se han ido generando y que se prevén.

La paralización de la mayor parte de la actividad económica ha derivado en el aumento exponencial de personas en situación de desempleo, principalmente del sector servicios, que han pasado de mantenerse de forma autónoma con medios propios, a no tener ingresos económicos en la actualidad y, en el mejor de los casos, depender de la agilidad de los servicios públicos de empleo en la resolución de las prestaciones por desempleo. 

Esto ha provocado un incremento de usuarios de los Servicios Sociales en torno a un 50% a la semana -más de 700 personas desde el inicio del Estado de Alarma-, lo que ha llevado al Consistorio a reforzar los servicios de atención con cuatro trabajadores sociales, tres auxiliares de ayuda a domicilio, un fisioterapeuta y un psicólogo. Según palabras de la alcaldesa, Josefa Mesa Mora, “hemos de destinar a aplicaciones de acción social la mayor cantidad que el Estado nos permite del superávit del pasado ejercicio, puesto que las prioridades a las que nos enfrentamos ahora lo hacen necesario”. 

Se prevé que el crecimiento de la demanda de atención siga aumentando considerablemente hasta que finalice el periodo de alarma y en los meses posteriores al levantamiento de este, mientras se reactiva de nuevo la economía, aumentando el colectivo de personas en situación de exclusión social o riesgo de estarlo.

“Cuando nuestros ciudadanos, nuestras familias, atraviesan por una situación tan compleja se justifica plenamente una flexibilidad en la regla de gasto, para que nadie se quede atrás. También estamos trabajando de mano con la FECAM, puesto que este es un reto que debemos afrontar juntos”, ha sentenciado Mesa. 

El Ayuntamiento estudia todas las medidas posibles para utilizar aquellas que sean necesarias y técnicamente viables para hacer frente a la crisis. Este es un trabajo constante y que requiere una atención especial para ver cómo va evolucionando la economía y no precipitarse a la hora de tomar medidas. De hecho, desde el principio de la actual crisis se han aumentado las partidas económicas destinadas a ayudas de Emergencia Social Municipal, al Banco de Alimentos Municipal y ha ampliado las plazas del Servicio de Teleasistencia Domiciliaria. 

Por último, la alcaldesa ha señalado que el ejecutivo local se encuentra “estudiando la manera de ofrecer ayudas que incentiven el empleo y puedan favorecer también a los autónomos y las pymes”.