Buscar
09:10h. Martes, 11 de Diciembre de 2018

MiradasDoc convoca a estudiantes de Imagen y Sonido para formarse como futuros documentalistas

Orientar a futuros cineastas y cultivar la mirada del público es uno de los objetivos que fundan el Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora desde su primera edición, en 2006. Por este motivo, MiradasDoc, convoca un año más a estudiantes de Imagen y Sonido de Canarias para formarse como futuros documentalistas, a través del taller DocExprés, al tiempo que cita también a escolares de primaria y secundaria para su formación ciudadana en valores y como público crítico de cine documental en el programa EnseñanDoc. 

 

El Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora despliega un plan de formación con alumnado de primaria y secundaria para su formación ciudadana en valores y como público crítico
El Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora despliega un plan de formación con alumnado de primaria y secundaria para su formación ciudadana en valores y como público crítico

DocExprés es una de las actividades más atractivas del capítulo pedagógico de MiradasDoc, un plan de formación que reta a los participantes a realizar un documental a lo largo de cinco días durante el desarrollo del festival en su sede, Guía de Isora. El desafío lo aceptan cada año estudiantes de Imagen y Sonido de los tres centros que imparten este ciclo formativo en Canarias: el IES César Manrique, de Ofra, y el IES La Guancha, en Tenerife, y el Instituto Politécnico de Las Palmas de Gran Canaria. 

Mientras el público se reúne en las salas para ver las películas, mientras distribuidores, realizadores y productoras cierran sus acuerdos en MiradasDoc Market, estos quince estudiantes crean tres grupos de realización que toman este municipio del sur de Tenerife como escenario y fuente de inspiración e información para filmar un corto documental de ocho minutos.

Así, DocExprés ha permitido rodar breves piezas documentales a jóvenes que pasan por todas las fases de la creación del documentalista: escribir, producir, rodar, montar y exhibir su primer corto documental. Los estudiantes se organizan en tres equipos, pertenecientes a sus centros educativos. Cada grupo cuenta con un director, un productor, un montador, un técnico de fotografía y otro de sonido. Los resultados se exhiben el último viernes del festival, un día antes de la clausura de MiradasDoc. 

Más de 150 estudiantes han pasado por esta escuela de documentalistas de MiradasDoc a lo largo de 10 ediciones en una experiencia que forma parte de la formación en prácticas que los prepara para el futuro desarrollo de su actividad profesional. El apoyo de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias garantiza el desarrollo de este programa formativo, que forma parte del pilar educativo de MiradasDoc desde 2006, con una breve interrupción en 2012, para continuar hasta la duodécima edición, en 2018. 

Iniciado bajo la dirección de Emilio González Martí, que inauguró DocExprés con el apoyo de la empresa AVID de tecnología para la realización audiovisual AVID, el taller es coordinado en la actualidad por el realizador Roberto Lucas, formador de formadores y responsable de la empresa audiovisual Ciudad Taller. En el equipo pedagógico participan también profesores de Imagen y Sonido del IES César Manrique y de La Guancha, que acompañan todo el proceso; a todos ellos se suman profesionales del sector que participan en cada edición del festival –directores, productores, distribuidores– y que mantienen encuentros específicos con los estudiantes.

Para los estudiantes el reto es enorme porque se trata de rodar un corto documental de calidad, a la altura de lo que MiradasDoc ofrece a su público, y al mismo tiempo, producido en tiempo real, como se hacen los encargos profesionales. La exigencia de desarrollar un plan de trabajo y realizarlo con el mejor resultado en los plazos habituales de los encargos profesionales es uno de los aspectos más destacables de esta experiencia, junto a la vivencia de la dinámica del trabajo colectivo propia del cine.

El resultado final no consiste solo en las piezas que cada año nutren el catálogo de DocExprés, sino que se aprecia notablemente en la forma de trabajar que adquieren los estudiantes a partir de este proceso. Pasar por él para transformarse es el objetivo real que hay tras la propuesta de realizar el cortometraje, siempre guiada por la premisa de acercar al participante al mundo profesional del documental y aportarle elementos para que comprenda la mejor manera de acercarse al género. De hecho, muchos de los participantes en este taller ya han presentado luego películas en secciones oficiales del Festival y han fundado productoras dedicadas al cine de realidad.

Por su parte, los escolares que este año participan en el espacio de MiradasDoc concebido para el público más joven, EnseñanDoc, tendrán la oportunidad de ver y debatir en cine-forum las películas La fiebre del oro, Raúl de la Fuente, Riski, de Otto Reuschel, y The Other Side of Technology, de José Prieto y Leonardo Llamas, –en las sesiones de lunes 29 de enero y martes 30–, además de Ce soir mon coeur bat, de Rémi Jennequin, que se proyecta el miércoles 31 de enero y el jueves 2 de febrero. Se pretende con este programa sembrar la semilla del interés por el documental y el conocimiento del lenguaje de este género cinematográfico entre los más jóvenes.