Buscar
13:31h. martes, 20 de octubre de 2020

MiradasDoc programa tres muestras que ofrecerán una visión diferente y enriquecedora de la realidad a través del cine documental

El Festival y Mercado Internacional de Cine Documental MiradasDoc regresa una edición más para remover conciencias frente a la pantalla y para ofrecer una visión sin prejuicios acerca de la realidad del mundo.

El Festival y Mercado Internacional que se celebra en Guía de Isora del 31 de enero al 8 de febrero reúne este año lo mejor de AfricaDoc y hace un recorrido por el cine documental de Ecuador
El Festival y Mercado Internacional que se celebra en Guía de Isora del 31 de enero al 8 de febrero reúne este año lo mejor de AfricaDoc y hace un recorrido por el cine documental de Ecuador

Con ese objetivo, la organización ha diseñado una programación, que arranca el 31 de enero y culmina el 8 de febrero, en la que junto a las películas seleccionadas para los concursos de la sección oficial, también podrán verse hasta tres muestras en el campo de las secciones informativas. Un catálogo de películas con una mirada diferente y enriquecedora para entender, descubrir, denunciar y, por supuesto, disfrutar de la realidad. 

La llamada “Muestra 2018” es una selección de cuatro películas que no pudieron proyectarse en 2019 porque esa edición de MiradasDoc no llegó a desarrollarse por problemas administrativos derivados de la aplicación de la nueva Ley de contratación pública. La organización no ha querido dejar pasar la ocasión y ha recuperado estas obras para exhibirlas en MiradasDoc 2020. Son: A volta ao mundo quando tinhas 30 anos, de Aya Koretzi (Portugal); Bruce Lee and the outlaw, de Jogos Anderbrug, (Rumanía y Países Bajos); Humberto Mauro, de André di Mauro, (Brasil) y La libertad es una palabra grande, de Guillermo Rocamora (Uruguay). 

En esta muestra contrasta la delicadeza con la que la directora de A Volta ao mundo cuando tinhas 30 anos narra un viaje a través del mundo que a través de los ojos de su propio padre acaba conduciendo al desencanto y la mirada dura hacia la realidad histórica de Rumanía que cuenta Anderbrug en Bruce Lee and the outlaw, película que narra las aventuras en las calle de varias generaciones de niños sin hogar.

 

AfricaDoc

La posibilidad de ofrecer a los espectadores de MiradasDoc una muestra sobre lo mejor de AfricaDoc aguardaba entre los proyectos del festival al menos desde el año 2008, fecha en la que, con motivo de la visita a FESPACO en Burkina Faso, la organización del Festival conoció a los promotores de un proyecto que desde entonces hasta hoy no ha dejado de crecer. Con diferentes nombres, en un comienzo integrado en otros ámbitos de producción, acogido finalmente alrededor de los sellos DocMonde y Lumiére du monde, AfricaDoc ha sabido mantenerse desde el año 2002 hasta la actualidad. Se trata de un sello que ha sabido producir, a través de cursos de creación audiovisual, cerca de un centenar de películas documemtales.

AfricaDoc se divide en dos espacios de acción diferentes y las películas seleccionadas para esta muestra dan buena cuenta de ambos. En primer lugar, el Master de Realización y producción de documental de creación de la Universidad Gaston Berger de Saint Louis de Senegal se ha constituido como la primera formación universitaria de alto nivel en la parte francófona de África. Se estructura alrededor de un curso de nueve meses, en régimen de formación continua, como una escuela de arte en la que práctica y reflexión teórica van siempre de la mano. 

Por su parte, las Residencias de Escritura AfricaDoc son un lugar privilegiado, desde el año 2002, para pensar, imaginar, someter a prueba, realizar y producir películas documentales. Los encuentros se basan precisamente en eso: en la puesta en convergencia de experiencias, pensamientos y confrontaciones. Y quienes participan lo hacen con el único amparo de su trabajo y sus capacidades profesionales y pedagógicas. Si bien el acto de escritura es solitario, la práctica cinematográfica es coral. Compartir miradas transforma los proyectos y los convierte en propuestas mucho más interesantes. Las residencias han permitido la realización de 94 películas hasta la fecha. En la actualidad 64 películas aguardan en producción o en posproducción a ser terminadas. 

MiradasDoc ha seleccionado cuatro cortometrajes del máster: Chaine alimentaire, de Marie-Luise Sarr (Senegal); Aïda la bouchère, de Rakia Laminou Kader (Niger); Savoire faire le lit, de Dicha Macky (Niger) y Set notre Afrique sur scène, colectiva (Senegal). Y tres películas surgidas de las residencias: Pour le meilleur et pour l’ognion, de El Hadj Sani Magori (Niger); Obalé le chasseur, de Faissol Fahad Gnonlonfin (Bénin) y Sans ordenance, de Evelyne Agli (Bénin). 

 

Cine documental de Ecuador

La tercera de las muestras de esta edición de MiradasDoc pasa por un recorrido por el cine documental de Ecuador. Su producción tiene una historia larga, aunque poco reconocida como señala Alfredo Mora, director del Festival EDOC (Encuentros del Otro Cine). “Es durante las décadas de los setenta y ochenta que el documental producido en Ecuador tiene un surgimiento importante que va de la mano con el acompañamiento de las causas sociales y de derechos humanos, especialmente durante momentos claves de la economía y la política como el descubrimiento del petróleo en la Amazonía y el fin de las dictaduras militares”, explica. En el año 2002 se da la primera edición del Festival EDOC. 

Dentro de esta mirada a Ecuador, el Festival ofrecerá dos largometrajes dirigidos por dos directoras ecuatorianas que han tenido un recorrido importante en el ámbito Internacional. Abuelos, de Carla Valencia Dávila y Territorio de Alexandra Cuesta. Para el programa de cortometrajes se han elegido trabajos de directores nóveles y junto a ellos tener una visión de lo que es el futuro del documental ecuatoriano. Dos cortos de escuela: Diamante, de Gustavo Macías y Sombras envolventes, de Michael Lojano, fueron producidos dentro de la Escuela de Cine de la recientemente creada Universidad de las Artes, la primera Universidad pública dedicada a la educación artística en Ecuador. Atajos y Sin título, de Daniela Delgado Viteri y El utilero, de Andrés Cornejo son cortometrajes que dan cuenta del enorme talento de sus directores, jóvenes realizadores que ya cuentan con un importante recorrido internacional.