Buscar
03:40h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

El Ayuntamiento de Carmen Luisa Castro distingue entre barrios de primera y segunda

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Güímar vuelve a acudir a los medios de comunicación para denunciar el pésimo estado del parque de la Constitución, en Fátima, tras comprobar que sus múltiples ruegos y preguntas en los plenos sobre el mal estado de los barrios de Güímar, solo obtienen respuestas vacías.

El parque de la Constitución, inmediato a la urbanización Seis de Diciembre, la ludoteca Botonete y la Escuela Infantil se puede considerar prácticamente desaparecido en seis años
El parque de la Constitución, inmediato a la urbanización Seis de Diciembre, la ludoteca Botonete y la Escuela Infantil se puede considerar prácticamente desaparecido en seis años

En este caso, el foco recae sobre el Parque de la Constitución, que se encuentra en la urbanización del mismo nombre y vecino a infraestructuras infantiles tan importantes como la ludoteca Botonete y la Escuela Infantil (Guardería Municipal).

La zona verde, que contaba con aparatos biosaludables, riego localizado, un pequeño terrero de lucha, árboles y plantas tapizantes ha desaparecido tan solo seis años después de su inauguración. Su construcción, en un año en el que se inauguraron también otras dos zonas verdes: el parque de La Palmita y el de La Hendía, en el mismo estado de deterioro en la actualidad, permitió a los habitantes de la zona alta de la calle Honduras y  las Urbanizaciones Seis de Diciembre y Afonso Carrillo contar con un lugar para el esparcimiento al aire libre. 

En palabras de Airam Puerta, portavoz del Grupo Municipal Socialista, “mientras Carmen Luisa Castro, alcaldesa de Güímar, sigue fabulando futuros inciertos para nuestro municipio, una semana con granjas de búfalos y a la siguiente centrales geotérmicas, parques temáticos como Mimiland, desaladoras futuristas, plantas energéticas alimentadas con neumáticos usados y ahora hoteles de lujo chinos, en una espiral delirante que ya nadie cree ni siquiera dentro de su propio partido, nuestros barrios se desmoronan por falta de cuidado. Para empeorar la situación, hay una mayor dejadez en los barrios alejados, incluso cuando como en este caso o en El Puertito, son los que cuentan con una mayor población, mientras que observamos como en otras zonas más céntricas se despilfarra el dinero en obras sin planificación, totalmente innecesarias y mal ejecutadas”.