Buscar
00:25h. sábado, 15 de agosto de 2020

Sí se puede e Izquierda Unida Canaria proponen crear una residencia de mayores pública en Güímar

La coalición Sí se puede-Izquierda Unida Canaria en Güímar propone al Ayuntamiento que impulse la creación de una residencia para mayores en este municipio del sur de Tenerife, que forme parte de un sistema de residencias público, universal, gratuito y de calidad. La propuesta será defendida como moción en el pleno que celebra la corporación la próxima semana.

La coalición propone al Ayuntamiento la defensa de un sistema público de cuidados, universal, gratuito y de calidad
La coalición propone al Ayuntamiento la defensa de un sistema público de cuidados, universal, gratuito y de calidad

El objetivo de la iniciativa es “crear una residencia pública para mayores en Güímar con el apoyo del Ayuntamiento mediante su colaboración con otras administraciones públicas y la cesión de suelo o equipamientos públicos con este fin”, explica el concejal de la coalición, Ruyman Expósito. Asimismo, Sí se puede-Izquierda Unida Canaria proponen al gobierno local que, a través de los servicios sociales municipales, detecte necesidades o incumplimientos objetivos en cualquier establecimiento residencial de personas mayores o con discapacidad del municipio, al objeto de transmitir la situación a las instancias competentes para la actuación que proceda.

A pesar de que ya existe el Centro Sociosanitario Güímar en El Puertito, este solo ofrece 50 plazas residenciales. La coalición tiene en cuenta al presentar su moción que en el municipio residen 2.446 mayores de 70 años, sin contar otras personas con discapacidad o patologías que requieren de tratamiento especializado.

La propuesta se completa con un posicionamiento político del Ayuntamiento a favor del sistema público de residencias de mayores, universal, gratuito y de calidad mediante un posicionamiento de la corporación que inste a las distintas administraciones insular, autonómica y central, en función de sus competencias, a crear un sistema de residencias de gestión directa o colaborada de acuerdo a un modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP). 

A juicio de la coalición, es imprescindible que este modelo ACP “respete y fomente la autonomía y la dignidad de las personas y proporcione unos servicios adaptados a sus necesidades”, de forma que las residencias tiendan a “ser un lugar donde vivir como en casa”, según figura en el texto de la moción.

Igualmente, de aprobarse la moción, el Ayuntamiento de Güímar instará a los gobiernos insular, autonómico y central a garantizar una eficiente coordinación y asignación conjunta en las prestaciones entre los distintos departamentos de Salud y Servicios Sociales, a través de un modelo de cuidados que respete la autonomía, dignidad y preferencias de cada persona.

Entre las demandas que el Ayuntamiento dirigiría al resto de las administraciones públicas destacan también que se asegure la transparencia en la gestión de los servicios residenciales y se refuercen los mecanismos de inspección y control necesarios, así como que se impulse la coordinación entre las administraciones para desarrollar un Programa de Acreditación de Calidad para las residencias, de forma que se garantice la atención digna a las personas usuarias. 

Finalmente, Sí se puede-Izquierda Unida Canaria consideran imprescindible que todas las administraciones públicas revaloricen y dignifiquen el trabajo de cuidados, garantizando a las trabajadoras de las residencias tanto un salario adecuado y suficiente como condiciones de trabajo seguras y con todos. los medios de protección necesarios.

La propuesta surge como una respuesta necesaria ante la situación detectada en distintos territorios del Estado español sobre el modelo de gestión de residencias para mayores mediante el sistema de colaboración público-privado, altamente criticado incluso antes de que se decretara la emergencia sanitaria, y que ha demostrado su ineficacia a raíz de la pandemia de la COVID-19. Por este motivo, la coalición considera imprescindible la defensa de un sistema público de cuidados a las personas mayores, como ocurre con los países más desarrollados de Europa.