Buscar
22:29h. lunes, 25 de mayo de 2020

FEPECO evidencia la actitud colonialista de AENA contra Tenerife

Oscar Izquierdo presidente de FEPECO levanta nuevamente la voz “contra la política colonialista de AENA contra Tenerife, de donde extrae pingües beneficios económicos, sacándolos de Canarias y evitando reinvertirlos en nuestra tierra, abandonándola cuando más falta se la necesita. En estos momentos de reconstrucción económica, todos tenemos que aportar para levantar la economía insular y una empresa pública con más razón, si además sumamos la rentabilidad de los aeropuertos isleños, su compromiso tendría que ser absoluto. 

Ha paralizado las obras en los aeropuertos tinerfeños, sin visos de recomenzar
Ha paralizado las obras en los aeropuertos tinerfeños, sin visos de recomenzar

En cambio, una vez más, demuestra su total desapego a los intereses generales de la isla, escudándose en consideraciones eminentemente egoístas. No hay ningún cambio, esta forma lamentable de comportarse contra Tenerife, se producía tanto con el gobierno del PP y se mantiene con el del PSOE. Tanto el Gobierno de Canarias como el Cabildo de Tenerife tendrían que hacerse respetar y exigir a AENA que cumpla con nuestra isla”.
 
Hay una enorme preocupación en el sector por la actitud obstruccionista de AENA en cuanto a mantener la ejecución de las obras en los aeropuertos canarios y especialmente en los de Tenerife, tanto en Los Rodeos como en el del Sur, en las que muchas empresas se hallan afectadas.

El ente público, de forma unilateral ha paralizado todas las obras que tenía en ejecución, sin derecho a reclamación o indemnización posible. Dado que el sector de la construcción, desde el comienzo de la declaración de alarma ha mantenido la actividad, excepto las dos semanas en que por obligación tuvo que parar, reanudándose su actividad con total normalidad, es lógico y además necesario, que se mantengan todas las obras que se estaban ejecutando, para conservar la actividad empresarial, el empleo y seguir dando calidad a las instalaciones aeroportuarias que, por cierto, tanta falta les hace. La realidad es que, no sólo se paralizan, sino que se traza un horizonte muy lejano para su reactivación.
 
Parece que la explicación de la detención de estas obras viene dada por los problemas de liquidez de la empresa pública, como consecuencia del cierre o disminución de la actividad en los aeropuertos españoles. Ante esta disculpa, a todas luces insostenible, hay que recordar que AENA es una de las empresas más ricas y rentables de España.

Además, por su carácter público, debe ser ejemplar en el cumplimiento de los compromisos adquiridos con las empresas constructoras. Mención aparte corresponde a los servicios de mantenimiento que muchas empresas prestan en los 8 aeropuertos, que se encuentran reducidos, en algunos casos al 25% de su importe ordinario, llegando incluso a ser inviables para las empresas afectadas. 
 
El momento de baja ocupación de los aeropuertos, es precisamente la coyuntura más propicia para que esos servicios de mantenimiento pueden poner en perfecto orden de trabajo a unos recintos que, por su elevado tránsito, necesitan una renovación, cuidado y mantenimiento constante, de todos y cada uno de los elementos que forman parte de la actividad, desde la jardinería, a los aparatos elevadores, edificios, urbanización, instalaciones e infraestructuras que componen los complejos aeroportuarios. Ahora no habría prácticamente ningún riesgo de generar daños o afecciones a la operatividad de los aeropuertos, puesto que la operatividad es mínima.

Se disminuiría molestias a pasajeros por ruido, polvo, tránsito de vehículos de obra. Todo lo que se ejecute sin operaciones aéreas es adelantar obra y disminuir los plazos de ejecución de obra, al poder ejecutarlos en cualquier horario mientras que durante la operaciones normales de los aeropuertos los horarios están limitados, además de implementar posibles trabajos que se puedan ejecutar dentro de las terminales en uso, Así mismo, posibles trabajos a ejecutar en zona de plataforma o zona aeronaves , la afección y el riesgo ahora serían nulos y el horario completo, con lo cual se reducen plazos de ejecución de esos trabajos especializados.

Por este mismo motivo, también es conveniente que se aprovece estas circunstancias para sacar nuevas licitaciones, que mejoren los aeropuertos, ya que recordemos son de los más rentables de toda la red estatal de AENA. El mantenimiento y creación de empleo, trabajo no sólo para la empresa principal, sino para las subcontratas, la generación de negocio en las empresas suministradoras, son algunos de los beneficios que conlleva mantener la ocupación en las obras.