Buscar
08:48h. Domingo, 22 de septiembre de 2019

“El Gobierno de Canarias tiene que estar preparado para hacer frente a las posibles consecuencias del Brexit”

“El Gobierno de Canarias tiene que estar preparado para hacer frente a los posibles efectos que el Brexit puede causar a la economía canaria”. Así lo ha afirmado este miércoles el diputado de Ciudadanos (Cs), Ricardo Fernández de La Puente, quien ha apuntado que “a día de hoy la incertidumbre en todo lo que se refiere a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) es total”.

El diputado de Cs afirma que “la incertidumbre en todo lo que se refiere al Brexit es total”, y por tanto, invita al Ejecutivo a “no hacer experimentos”
El diputado de Cs afirma que “la incertidumbre en todo lo que se refiere al Brexit es total”, y por tanto, invita al Ejecutivo a “no hacer experimentos”

Al respecto, el diputado de Cs ha explicado en su intervención parlamentaria que “en Canarias llevamos toda la legislatura pasada oyendo hablar de los planes para el Brexit”, y sin embargo, “no se conoce si existe algún plan específico, o medidas para paliar los efectos en los distintos sectores económicos, como el turismo o el sector agrícola de las islas”, a pesar de que “la salida de Reino Unido de la UE podría tener consecuencia para el archipiélago”.

“Los efectos del Brexit dependerá de cómo evolucione la libra esterlina frente al euro”, ha indicado Fernández de La Puente, quien ha añadido que “el sector turístico canario se ha beneficiado y ha crecido cuando la libra ha estado fuerte”.

Aún así, “la caída del mercado turístico británico ha sido menor que otros mercados como el alemán”.

“Nuestro margen de maniobra en la geopolítica internacional es nula”, pero “sí se pueden tomar decisiones en nuestro ámbito competencial”, por ello, “es incomprensible que la única receta del Gobierno de Canarias sea la de subir impuestos con la que se nos viene encima”.

Por todos estos motivos, el diputado de Cs ha pedido al Ejecutivo regional que “sea austero en el gasto”, y que “revise aquello que no sea necesario, el gasto superfluo, para poder atender a las necesidades que tienen nuestros ciudadanos sin recurrir a lo fácil que es subir impuestos”.