Buscar
22:25h. Jueves, 21 de noviembre de 2019

“El Parlamento no puede pasar de puntillas por el centenario de César Manrique”

El presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, afirmó este martes que la aspiración de hacer de la Cámara un espacio donde se discutan los grandes asuntos del archipiélago pasa, inevitablemente, por rendir homenaje a César Manrique en el centenario de su nacimiento. 

Matos, Corujo y Gómez Aguilera, en la sede de Taro de Tahíche.
Matos, Corujo y Gómez Aguilera, en la sede de Taro de Tahíche.

“Si queremos hacer del Parlamento un punto de encuentro, de debate, de intercambio de ideas, no podemos pasar de puntillas por el centenario de un artista que ha dejado un legado en forma de conciencia sobre cómo relacionarnos con nuestro territorio”, dijo tras reunirse con el director de Actividades Fundacionales de la Fundación César Manrique, Fernando Gómez Aguilera, en la sede de Taro de Tahíche.

En este sentido, adelantó que la Cámara intensificará la colaboración con la Fundación y acogerá una exposición centrada en este centenario. Además, ha cursado invitación a la dirección del centro para que protagonice uno de los encuentros del Foro Parlamento. “La Fundación se ha convertido en faro para Canarias y fuera de Canarias, por su compromiso con un territorio sostenible y, también, por unos principios éticos en el marco de la vida pública”, remarcó.

EL PARLAMENTO, PRESENTE EN LOS MUNICIPIOS

Gustavo Matos se desplazó hoy a Lanzarote, donde inició la jornada de trabajo con un encuentro con la presidenta del Cabildo, Dolores Corujo. A continuación visitó la Fundación César Manrique y, por último, se reunió con la alcaldesa de Arrecife, Ástrid Pérez. De este modo, continúa la ronda de visitas a las principales instituciones de las islas, desde el propósito de la Presidencia de acercar la Cámara a todos los rincones de Canarias.

“Queremos hacer del Parlamento un lugar más conocido para combatir ese cierto desapego que existe entre la ciudadanía y las instituciones. Cuanto más se conoce una institución, más apreciada es y mayor es el vínculo con la ciudadanía”, dijo. En este punto, recordó que sus inicios en política tuvieron lugar en un ayuntamiento, el de San Cristóbal de La Laguna, como también los de Dolores Corujo, alcaldesa de San Bartolomé en el pasado mandato.

Junto a Dolores Corujo y a Ástrid Pérez, el presidente del Parlamento hizo hincapié en que la política de verdad la hacen los ayuntamientos y cabildos, “administraciones más cercanas, donde la gente no es una estadística sino tiene nombre y apellido”. Aseguró que si la Cámara quiere acercarse realmente a la gente, “deberá estar con las administraciones locales, porque son sus terminales nerviosas con la ciudadanía”. Matos explicó que, para ello, son muchas las acciones que está diseñando el Parlamento para trasladarse a los municipios de Canarias. 

Por su parte, la presidenta insular, Dolores Corujo, destacó la “coordinación” por la que apuestan ambas instituciones para el desarrollo de su actividad. Valoró el reto que se ha marcado el Parlamento en esta décima legislatura de acercarse a todas las islas y a sus instituciones y, en este sentido, recordó que el arranque del primer periodo de sesiones tuvo lugar en La Graciosa con las reuniones, en esa isla, de la Mesa y Junta de Portavoces.

Ya en el Ayuntamiento de Arrecife, Astrid Pérez se refirió al encuentro con Gustavo Matos como “un honor” y explicó que en los últimos veinte años, ningún presidente de la Cámara legislativa había visitado la capital de la isla. “El hecho de que este nuevo Parlamento quiera llegar a los municipios es histórico, y como alcaldesa solo puedo agradecerlo”.

También Fernando Gómez Aguilera agradeció la disponibilidad del Parlamento para emprender actividades conjuntas con las que conmemorar una fecha tan significativa para Canarias como el centenario del nacimiento de Manrique. Consideró especialmente relevante que ese reconocimiento tenga como escenario “la sede de la soberanía popular” y reiteró el agradecimiento de la Fundación por la “voluntad expresa del presidente del Parlamento de recuperar la normalidad institucional, de normalizar las relaciones entre instituciones de la sociedad civil e instituciones que representan la voluntad democrática”.