Buscar
22:04h. Domingo, 08 de diciembre de 2019

La buena salud financiera del ayuntamiento permitirá mejorar el bienestar de sus vecinos

La auditoría de gestión del Fondo Canario confirma que el Ayuntamiento de San Miguel de Abona “goza de buena salud financiera y dicha circunstancia nos permitirá continuar mejorando el bienestar de las personas que residen en nuestro municipio”, han señalado el alcalde, Arturo González, y el concejal de Hacienda, Antonio Manuel Rodríguez.

 

La auditoría de gestión del Fondo Canario confirma que el Consistorio sanmiguelero cumple con todos los indicadores establecidos en la vigente normativa
La auditoría de gestión del Fondo Canario confirma que el Consistorio sanmiguelero cumple con todos los indicadores establecidos en la vigente normativa

El informe de auditoria del ejercicio 2017 realizado por el Gobierno de Canarias pone de manifiesto “que cumplimos con todos los parámetros económicos y en su valoración se resalta que se ha producido una evolución positiva tanto en su gestión económica como presupuestaria en relación al ejercicio 2016”, comentan ambos dirigentes municipales.

González y Rodríguez añaden que dicha auditoría refleja que “el indicador del Remanente de Tesorería obtenido este año y  los anteriores es el que mejor define la capacidad real de la Corporación para hacer frente a su estructura financiera”, como establece la Ley del fondo canario de Financiación municipal. 

Así, el Ahorro Neto se sitúo en un 15%, superando 9 puntos porcentuales al establecido por el Fondo; mientras que el endeudamiento a largo plazo está en el 1,2 %, cuyo  límite  está en el 70%. En cuanto a los condicionantes de cuantía de libre disposición la gestión recaudatoria alcanzó el 88,6% muy superior al 75% exigible, a la vez que el  esfuerzo fiscal llegó al 79%, índice que supera el nivel de referencia para éste ejercicio, establecido en el 72,4%. 

El 50% para inversión

Además, el Remanente de Tesorería superó el 53%, creciendo más 13 puntos porcentuales con respecto al año anterior y muy por encima del límite que se establece del 1%. Todo ello supone que el Ayuntamiento sanmiguelero deberá destinar el 50% de la transferencia que reciba del Fondo Canario de Financiación Municipal a inversión, “lo que repercutirá directamente en el bienestar del día a día del municipio”, explican el alcalde y su edil de Hacienda. 

“Con este dinero nos facilitará impulsar obras de accesibilidad, de repavimentación de calles y saneamiento, además de mejoras en instalaciones deportivas, entre otras”, resaltan Arturo González y Antonio Manuel Rodríguez.

El resultado de la auditoría “permite, por tanto, afrontar el futuro de San Miguel de Abona con optimismo y mostrar las posibilidades como municipio rural, comercial y turístico sin renunciar a mejorar las cuotas de bienestar social y oportunidades de creación de empleo”, concluyen.