Buscar
16:56h. Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

La nefasta gestión municipal, hace que las ludotecas permanezcan cerradas, por falta de personal

Desde el Grupo Político Municipal del Centro Canario (CCN), denunciamos que la red de Ludotecas Municipales permanecen cerradas por carecer de personal adecuado y suficiente desde el inicio del curso y exigimos que las mismas se doten de forma adecuada y  suficiente de material lúdico, educativo…., ante las carencias y mal estado, propio del uso continuado de este material. 

 

Desde el (CCN), exigimos las oportunas responsabilidades políticas, ante  la falta de diligencia e incapacidad del grupo de gobierno, después de varios meses sin haber dotado del personal adecuado y suficiente, para atender a este recurso educativo
Desde el (CCN), exigimos las oportunas responsabilidades políticas, ante la falta de diligencia e incapacidad del grupo de gobierno, después de varios meses sin haber dotado del personal adecuado y suficiente, para atender a este recurso educativo

Valentín González, Exalcalde y  Portavoz del CCN, señala “exigimos responsabilidades políticas por la nefasta gestión  de las  ludotecas municipales,  dado la falta de diligencia de la concejala de educación y del  grupo de gobierno, incapaces de dotar del personal adecuado y suficiente para atender este recurso educativo, esencial para los niñas y niños, y para una adecuada conciliación familiar, que ha permanecido cerrar después de varios meses”. 

González, añade que, “hemos solicitado de forma reiterada a través de varias mociones que se acondicionen los diferentes espacios y  se le dote de forma suficiente de material educativo y de juegos; así como, que se destine una partida presupuestaria  anual suficiente para estos recursos”.

Las Ludotecas de San Miguel de Abona (Ludoteca El Globo, Ludoteca Jardín de la Estrella, Ludoteca de Loka de  El Frontón), tienen carácter gratuito, son centros de ocio, culturales y educativos que favorecen el desarrollo de la personalidad del niño a nivel motor, social y afectivo a través del juego y el juguete, ofreciendo también a madres y padres, educadores y al resto de la comunidad la posibilidad de participar en el funcionamiento de la misma. Se trata de un proyecto enfocado directamente a la población infantil de entre 3 y 14 años, aunque  indirectamente se extiende a  toda la comunidad.