Buscar
21:29h. jueves, 13 de agosto de 2020

"El nuevo centro cultural de El Frontón, una oportunidad perdida"

Después de muchos años esperando por un centro cultural en condiciones los vecinos y vecinas de El Frontón se van a tener que conformar con un equipamiento en el que no se ha sabido aprovechar la oportunidad que se brindaba de generar un espacio multifuncional y de encuentro en el que se potenciase la formación y en el que se intentase dar respuesta a las necesidades reales del barrio. 

 

El centro cultural es un edificio de dos plantas sin ningún tipo de compartimentación, ni programa, ni desarrollo funcional.
El centro cultural es un edificio de dos plantas sin ningún tipo de compartimentación, ni programa, ni desarrollo funcional.

Este proyecto tanto tiempo demandado por los vecinos del barrio se ha eternizado durante años y por fin, después de varias promesas incumplidas por parte del grupo de gobierno (CC-PSOE) y de algún que otro contratiempo en el proceso de licitación de las obras, ahora parece que se ha finalizado y se está pendiente de su inauguración, la cual según parece no se ha producido aún por no haberse adquirido el correspondiente mobiliario.

Anatael Alayón, concejal del Centro Canario (CCN), señala  asimismo,  “El centro cultural puede definirse como dos grandes salones comunicados por una escalera, y sin ningún tipo de compartimentación, con lo que simultáneamente será imposible realizar diferente actividades en los mismos sin que se molesten entre los usuarios.” 

Nuestra idea de un centro cultural es algo mucho más que salones vacíos, entendemos que debería haberse planteado la posibilidad de generar espacios de uso simultáneos tales como aula, taller de formación, sala de baile y/o sala de juegos entre otros. Donde los espacios para divertirse puedan convivir con los espacios para formarse o estudiar.

Anatael, añade “Además se ha perdido la oportunidad de integrar el polideportivo que se encuentra al lado y aprovechar no solo para repararlo, puesto que se encuentra en un estado lamentable, sino para generar conexiones y sinergias entre ambos equipamientos y por tanto entre el deporte, el ocio y la cultura.”