Buscar
09:40h. Martes, 24 de Abril de 2018

Los vecinos de Asomada Alta, permanecen sin alumbrado público hace casi una semana

El Centro Canario, denuncia la dejadez y la pasividad del grupo de gobierno (CC-PSOE), al permanecer el barrio sin alumbrado público, por el deficiente mantenimiento de las instalaciones; al que se une  el mal estado de las calles y de los equipamientos municipales, que ponen en riesgo la salud y la seguridad de las personas.

 

Asomada Alta, San Miguel de Abona
Asomada Alta, San Miguel de Abona

El barrio de Asomada Alta, se sitúa junto al Casco de San Miguel, y es un ejemplo de la dejadez en la conservación de las instalaciones y en la prestación de los servicios públicos de la zona, en esta ocasión la falta de alumbrado público;  esta situación ya fue expuesta por los vecinos a los miembros de la Corporación, dónde ya alertaba sobre la preocupante situación de deterioro progresivo de las infraestructuras e instalaciones existentes, que en gran  medida  estaban poniendo en riesgo la seguridad y la salud de los propios vecinos.

Valentín González, exalcalde y portavoz del Centro Canario (CCN), señala “que es inexplicable que haya sido rechazada una Moción en el último Pleno, por Grupo de Gobierno, dónde se le instaba a que se  tomaran de forma urgente las medidas oportunas, ya sea  con  los medios propios o a través  de la empresa concesionaria;  para subsanarán y corregirán las deficiencias  detectadas,  dado la preocupante situación de deterioro progresivo de las infraestructuras y equipamientos existentes en el Barrio de  La Asomada; con especial referencia a las deficiencias y anomalías en el mantenimiento del servicio de alumbrado público, que han provocado que el núcleo permanezca aún hoy sin alumbrado después una semana, todo ello, ante la pasividad del Ayuntamiento y de la Empresa Concesionaria del servicio”.

Asimismo, González añade  “que ya el pasado mes de octubre, se  había  denunciado  esta situación, mostrando el  grupo de grupo de gobierno una escasa atención y un nulo mantenimiento de las instalaciones y equipamientos del barrio, junto a las anomalías en la prestación del servicio eléctrico, se unen el riesgo de caída  de paredes  y cerramientos junto a las calles, la suciedad en las plazas y  parque infantil, las papeleras rotas y oxidadas, la deficiente señalización viaria, la nula limpieza de contenedores, etc.”.