Buscar
09:15h. Martes, 24 de Abril de 2018

El Ayuntamiento realiza un merecido reconocimiento al poeta local Joaquín Tena

El Ayuntamiento de la Villa Histórica de Santiago del Teide, a través de su concejalía de Cultura que dirige María José García Pérez, organizó, este pasado sábado en el patio central del Ayuntamiento,  la Gala “Entre Poetas”, en el que se llevó a cabo un merecido reconocimiento al poeta local Joaquín Tena.

 

Durante el acto actuó el cantautor Andrés Molina con su espectáculo de música y poesía denominado “ Los hombres que bebieron con Dylan Thomas”
Durante el acto actuó el cantautor Andrés Molina con su espectáculo de música y poesía denominado “ Los hombres que bebieron con Dylan Thomas”

Dicha iniciativa está integrada en la programación de la nueva edición de “Abril con Letras 2018”, que a su vez abarca importantes eventos a nivel cultural, como es el caso de la IV edición de la Fiesta de la Palabra y que se realizará desde el 14 hasta el 28 de abril.

Joaquín Tena, aunque originario de San Sebastián lleva habitando en Los Gigantes media vida, teniendo siempre inquietudes culturales ligadas a las letras. Es poseedor de dos accésit de importantes premios literarios a nivel insular y se considera a sí mismo un enamorado de la capacidad de expresar sentimientos a través de la palabra, así como todo un esencialista cuyas obras tratan de decir mucho, diciendo poco.

Durante el desarrollo del acto, varios poetas locales recitaron poesías propias y poesías realizadas por el reconocido Joaquín Tena, además, varios amigos y familiares le describieron como una gran persona, contaron muchas historias sin dejar de destacar su faceta literaria. 

Tanto el Alcalde, Emilio Navarro como la concejala de Cultura, María José García hicieron entrega al homenajeado de una serie de presentes con los que quisieron destacar su contribución al fomento de la cultura en el municipio. 

El acto contó con la actuación de Andrés Molina, que deleitó a los presentes con su espectáculo de música y poesía denominado “Los hombres que bebieron con Dylan Thomas”, una función en la cual el artista pone voz y música a una diversidad de sonetos de amor, desgarrados, irónicos e incluso con pinceladas canallas que invocan al fantasma del bohemio galés, Dylan Thomas.