Buscar
05:53h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

El 1-1-2 y la ULL trabajan en la creación del Observatorio de Seguridad Pública y Emergencias Sociales

La empresa pública Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad de Canarias S.A. (GSC), a través del Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2, y la Universidad de La Laguna (ULL), mediante la Cátedra de Psicología Aplicada, trabajan en la creación del Observatorio de Seguridad Pública y Emergencias Sociales, cuya principal finalidad es avanzar hacia una cultura de prevención a partir del conocimiento previo de los peligros potenciales.

Ambas instituciones realizarán estudios para mejorar los protocolos de actuación y detectar posibles focos de emergencias
Ambas instituciones realizarán estudios para mejorar los protocolos de actuación y detectar posibles focos de emergencias

Para dar los primeros pasos, el gerente de GSC, Luis Rodríguez Neyra, y la rectora de la ULL, Rosa Mª Aguilar, firmaron un convenio, el pasado mes de julio, mediante el cual se determinarán diferentes líneas de investigación en el ámbito de la seguridad pública y se llevarán a cabo diversos estudios con el fin de mejorar los protocolos de actuación para dar una respuesta ágil ante una urgencia o emergencia en Canarias. Asimismo, el 1-1-2 y la ULL quieren detectar mediante estos estudios las problemáticas sociales que puedan derivar en situaciones de emergencias.

El gerente de GSC, Luis Rodríguez Neyra, recalcó la importancia del Big Data para este trabajo y recordó que el CECOES 1-1-2 almacena, aproximadamente, dos décadas de datos sobre emergencias de toda clase en Canarias, lo cual -afirmó- “es un excelente punto de partida para realizar análisis”. 

Rodríguez Neyra explicó que el proyecto pretende establecer, a partir del estudio de esos datos, “patrones predictivos que permitan desarrollar respuestas más rápidas y eficaces ante los diferentes tipos de sucesos que puedan afectar a la población”. Se pretende así elaborar, como resultado de las líneas de investigaciones, diferentes protocolos de coordinación ante riesgos concretos, realización de mapas de riesgos por tipología de incidencias y ámbitos territoriales, identificación de posibles situaciones de emergencias y riesgos sociales, etc. 

Por su parte, la rectora de la ULL, Rosa Mª Aguilar, aseguró que este acuerdo es otro ejemplo de cómo la universidad puede implicarse en la resolución de problemas de interés social y, además, de su capacidad para desarrollar “trabajos en simbiosis” con otras entidades. En el caso concreto de este proyecto destacó, además, que supone el tratamiento de grandes bases de datos, un ámbito de plena actualidad dado que el Big Data se ha convertido en una de las herramientas más potentes al servicio de las organizaciones.

Aguilar también recordó varios de los contenidos que abarcará el proyecto: el estudio de los perfiles asociados a incidencias y, especialmente, el de turistas; la elaboración de un Mapa de Riesgo de Canarias; el análisis de las emergencias más características de diversos tipos sociales o colectivos específicos como, por ejemplo, el peligro de las caídas en personas vulnerables que vivan solas; y el análisis de puntos negros en seguridad vial y playas.

El convenio designa al catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación Luis García García como director del proyecto, quien será responsable de establecer el plan de trabajo para el desarrollo del estudio, el cual deberá ser aprobado por ambas partes, así como de buscar y consensuar el equipo de trabajo que lo desarrolle.

Dicho convenio tendrá una duración inicial de cuatro años que no conllevará financiación adicional para ninguna de las instituciones participantes. La propiedad intelectual de los resultados de investigación producidos por ambas instituciones será compartida por ambas partes.