Buscar
17:05h. Lunes, 14 de octubre de 2019

131 jóvenes extutelados, en camino hacia la autonomía gracias a los programas de inserción sociolaboral

Brian, Bárbara, Josel y David son los nombres propios de cuatro de los 131 chicos y chicas que están recibiendo asesoramiento personalizado dentro del programa para la atención de jóvenes extutelados impulsado por la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias y dirigido a facilitar la integración social y laboral de los jóvenes que han estado tutelados por el Ejecutivo canario, tanto en acogimiento residencial como familiar, en su camino hacia la plena autonomía.

 

El Comité de Seguimiento del Fondo Social Europeo se trasladó a Canarias para conocer de primera mano los resultados del programa implementado por el Gobierno canario para facilitar la integración de estos chicos
El Comité de Seguimiento del Fondo Social Europeo se trasladó a Canarias para conocer de primera mano los resultados del programa implementado por el Gobierno canario para facilitar la integración de estos chicos

Con estos cuatro chicos pudo charlar la directora general de Protección a la Infancia y la Familia en funciones, Carmen Morales, quien visitó hace unos días las instalaciones de la Asociación Sumas, en Las Palmas de Gran Canaria, entidad encargada, junto a Mensajeros por la Paz, de desarrollar el programa de Atención de Jóvenes extutelados en las Islas. Morales conoció así las inquietudes de estos chicos y sus progresos. 

Este programa fue seleccionado por el Comité de Seguimiento del Programa Operativo Fondo Social Europeo para llevar a cabo una visita, que se realizó el mismo día, con el fin de conocer de primera mano sus resultados. La dirección general de Protección de la Infancia y la Familia puso en marcha por vez este programa en 2018, financiado en un 85% con el Fondo Social Europeo.

Según explicó Morales, “hasta la fecha, un total de 131 jóvenes han accedido a estos programas, de los 44 chicos y chicas son atendidos por la Asociación Sumas, aunque nuestro objetivo es seguir trabajando para alcanzar los 200 jóvenes atendidos dentro de este programa".

Morales asistió a un taller de habilidades prelaborales en el que participaba este grupo de cuatro jóvenes, acompañados y asesorados por un equipo técnico multidisciplinar conformado por una psicóloga, un educador social, una trabajadora social y un técnico de búsqueda de empleo, en una visita en la que también estuvieron el presidente de la Asociación Sumas, Francisco Figueroa; el coordinador del programa, Juan David García; y el técnico Víctor López. 

Según explicó la directora general en funciones, “el Gobierno es consciente de la necesidad de trabajar con este grupo de menores y jóvenes que cuentan con muchas dificultades para emprender una vida autónoma y, por tanto, cuentan con un elevado riesgo de exclusión, o que hace necesario este tipo de programas que les apoye y asesore en su camino hacia la autonomía laboral y social”.

“Estos proyectos tienen como fin trabajar de forma multidisciplinar con jóvenes que tengan o hayan tenido alguna medida de protección, que hayan participado en el programa de adopción, acogimiento o se encuentren o hayan encontrado en alguna situación de riesgo o exclusión social, con el fin de dotarles de las herramientas necesarias para lograr su emancipación y su autonomía”, enfatizó la responsable del área.

De esta forma, el pasado año se suscribieron dos convenios con entidades colaboradoras para el desarrollo de estos programas, en las que se ha contado con entidades privadas sin ánimo de lucro que trabajan en el área de la atención integral de menores y/o jóvenes que hayan estado bajo medida de protección o riesgo de exclusión social. En concreto, fueron las entidades Mensajeros por la Paz y la Asociación Sumas las que presentaron proyectos dirigidos a promover la inclusión social y mejorar la inserción sociolaboral en jóvenes a través de la activación de itinerarios integrados y personalizados de formación e inserción laboral.

La Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia, donde se contempla el establecimiento de programas de preparación para la vida adulta, programas que deberán propiciar seguimiento socioeducativo, inserción sociolaboral, apoyo psicológico y ayudas económicas. Estas modificaciones incluidas en la normativa del año 2015 van encaminadas a dar una respuesta más acertada y acorde con el momento socioeconómico que se vive y prevenir con ello el aumento de la población desfavorecida dentro de nuestro contexto de actuación.

Para la financiación de estos programas para la atención de jóvenes extutelados se cuenta con un fondo que asciende a 10.229.700 euros, procedente del Fondo Social Europeo, dentro del marco europeo operativo 2014-2020.