Buscar
21:49h. Martes, 19 de Septiembre de 2017

325 centros educativos de Canarias desarrollarán proyectos de convivencia positiva el próximo curso

Un total de 325 centros educativos de Canarias implementarán proyectos de convivencia positiva el próximo curso escolar. Se trata de iniciativas que fomentarán modelos positivos para la resolución pacífica de conflictos en las aulas y en el centro educativo, basados en el diálogo, el respeto y la consolidación de una cultura de paz. Este año se incorporan 50 nuevos centros educativos del Archipiélago, con lo que se sigue consolidando esta apuesta por implementar el Modelo de Convivencia Positiva en Canarias.

 

Los centros, 50 más que el curso pasado, se han adscrito al Plan para implementar un modelo basado en el diálogo, el respeto y la resolución pacífica de conflictos
Los centros, 50 más que el curso pasado, se han adscrito al Plan para implementar un modelo basado en el diálogo, el respeto y la resolución pacífica de conflictos

Mediante este Plan, la Consejería promueve acciones para coordinar, asesorar y acompañar el trabajo de los equipos docentes. Entre estas medidas, cabe señalar las reuniones mensuales que se celebran en los Centros del Profesorado de cada isla, encuentros que no solo sirven para formar al profesorado en la materia, sino que permiten asesorar a los coordinadores y coordinadoras de los diferentes proyectos sobre su puesta en marcha y desarrollo, además de evaluar el impacto de las iniciativas en los diferentes centros. Las experiencias de éxito destacable se presentan en las Jornadas de Buenas Prácticas en Convivencia escolar, que se vienen celebrando, con carácter insular, al final de cada curso, en los tres años que viene desarrollándose este Plan.

Mediante esta iniciativa se están implantando en los centros nuevas fórmulas de gestión de los conflictos, trascendiendo de un modelo de carácter disciplinario y sancionador, a modelos alternativos centrados en entender el conflicto como una oportunidad de aprendizaje. De esta forma, la participación de todos los agentes de la comunidad educativa y la implicación del alumnado en la búsqueda de soluciones en las diferentes situaciones conflictivas que se generan en la vida del centro son clave para desarrollar las competencias sociales y cívicas. El Plan está abierto a todos los centros educativos no universitarios, públicos y privados y para todas las etapas.

Además de este trabajo educativo, que tiene como fin último educar contra la violencia y en favor de la cultura de paz, la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias incide en la corresponsabilidad ciudadana y en el compromiso interinstitucional para erradicar la conflictividad en las aulas, con la elaboración de un Plan Integral contra la Violencia Infanto-Juvenil, la próxima creación del Observatorio de la Convivencia y la incorporación de la figura del Educador o Educadora Social en los centros educativos.