Buscar
10:44h. Lunes, 23 de Octubre de 2017

La actual floración de microalgas en aguas canarias se debe a varios factores naturales y al cambio climático

La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias afirma que la actual floración de la cianobacteria (microalgas) Trichodesmium erythraeum se debe a una serie de condiciones naturales favorables que han permitido su proliferación masiva y su aproximación a las costas.

El calentamiento de la superficie del mar por la llegada del verano, el largo periodo de calmas y los reiterados episodios de calimas son las causas de la proliferación de la Trichodesmium erythraeum.
El calentamiento de la superficie del mar por la llegada del verano, el largo periodo de calmas y los reiterados episodios de calimas son las causas de la proliferación de la Trichodesmium erythraeum.

La entrada de una masa de agua rica en nutrientes al sur de La Gomera y Tenerife, como consecuencia de un largo periodo de calmas en el mar  durante el pasado mes de junio, acompañado de reiterados episodios de calimas y un calentamiento de la superficie del mar por la llegada del verano, ha contribuido a desencadenar la proliferación de esta cianobacteria, que con buenas condiciones ambientales y fertilizada por el polvo sahariano (calima) es capaz de ascender hasta la superficie, reproducirse a gran velocidad, agruparse y formar estos filamentos, manchas o natas que se extienden en la superficie del mar y teñir de color su superficie, tal y como afirman técnicos y científicos.

Asimismo, las condiciones ambientales y la circulación oceánica han contribuido a que este episodio dure más que en otras ocasiones y afecte especialmente a las costas occidentales y orientales de las islas de El Hierro, La Gomera, La Palma, Tenerife y con menor intensidad al SW de Gran Canaria.

Además, el fuerte mar de fondo de estos días y la agitación provocada sobre tanta materia orgánica, ha generado la acumulación de espumas en algunas playas, tal y como se ha podido observar.
La Viceconsejería de Medio Ambiente y el Observatorio del Cambio Climático trabajan actualmente en el estudio de este proceso natural, cuyas manifestaciones son cada vez más notorias debido al calentamiento global del planeta.

La información científica y técnica recabada permite asegurar que, tal y como se inició este proceso, desaparecerá por el efecto del oleaje y las corrientes marinas, que las dispersarán.
Este es un proceso natural que sucede en otras regiones similares del planeta y que ya se ha dado antes en Canarias en 2004 y 2011.