Buscar
20:43h. viernes, 15 de enero de 2021

Los bebés prematuros del HUC reciben los pulpitos solidarios

Más de treinta pulpos de ganchillo han llegado a la Unidad de Neonatología del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. Se trata de una iniciativa solidaria de la ONG Noupops que ha comenzado a distribuir estos pulpos por varios hospitales de España, el HUC es el primero en recibirlos en Canarias. 

Estos bebés se tranquilizan cuando tocan los tentáculos del pulpo, una iniciativa danesa que ha llegado a España y ahora a este centro hospitalario a través de la ONG Noupops
Estos bebés se tranquilizan cuando tocan los tentáculos del pulpo, una iniciativa danesa que ha llegado a España y ahora a este centro hospitalario a través de la ONG Noupops

Los bebés prematuros se tranquilizan cuando tocan los tentáculos al recordarles el cordón umbilical, lo que a su vez les recuerda el útero materno, y son menos propensos a tratar de quitarse sus tubos y monitores, entre otros beneficios.

Esta iniciativa surgió en 2013 en Dinamarca y desde entonces existe un movimiento solidario de tejedoras que abastece a varios hospitales. Se ha ido extendiendo también a diversos países como Polonia, Reino Unido, Alemania, Ucrania, Francia y Bélgica. Desde hace unos meses este movimiento también se encuentra en nuestro país. El objetivo es apoyar a los bebés prematuros en sus primeros días de vida.

Los bebés ingresados en Prematuros y en la Unidad de Cuidados Intensivos del HUC han recibido estos pulpos solidarios de la mano de la supervisora de Neonatología, Mª José Rodríguez, la representante de Noupops en Canarias, Davinia de Ara, y de la presidenta de la Asociación de Padres y Madres de Niños Prematuros en Tenerife (APREMATE), Vanesa Hernández.

Características

Estos pulpos tienen unas medidas y características concretas, tiene que estar hecho de hilo 100% algodón o bambú, no debe medir más de 22 cm con los tentáculos estirados ni usar botones, ojos de seguridad o similares, entre otros.

La totalidad de los pulpos que se entregan pasan por una serie de controles, con el fin de garantizar su seguridad. Cumplen con la normativa de artículos de puericultura y el servicio de Medicina Preventiva y Control de la Infección del HUC ha dado su visto bueno para llevar a cabo esta iniciativa.

Junto con el pulpo, los padres reciben la información necesaria así como unas recomendaciones de uso.