Buscar
22:29h. lunes, 25 de mayo de 2020

Una app rastreará contagios por COVID-19 en Canarias en el marco de un proyecto piloto estatal

El Gobierno de Canarias colaborará con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital en la puesta en marcha en el Archipiélago del proyecto piloto de una aplicación móvil de rastreo de contagios por coronavirus COVID-19. La previsión es que la iniciativa empiece a funcionar en junio y esta será la primera comunidad española en la que se desarrollará.

Este tipo de herramientas registran los movimientos de las personas que han contraído el virus y avisan a sus contactos de que han podido estar expuestos a un posible contagio, lo que ayudará a controlar la expansión de la pandemia. La aplicación se realizará sobre la base de la tecnología de Apple y Google, y al ser una app interoperable en toda la Unión Europea y que compartirá bases de datos a nivel europeo, el rastreo de los casos contribuirá a conocer el estado de la pandemia en cada región.

Esta nueva aplicación móvil, que ya funciona en otros países como Corea con buenos resultados y aceptación por parte de la población, al advertir a una persona de su posible contacto con un positivo en COVID-19, facilitará la actuación de los equipos sanitarios que podrán tomar las medidas de aislamiento y diagnósticas oportunas, contribuyendo a reducir el impacto de la pandemia.

Estas aplicaciones pueden hacer mapas del movimiento de los afectados. Conocer cómo se mueve el virus en una determinada región ayuda, en primer lugar, a poder tomar medidas en la desescalada y el retorno a la normalidad, pero también a atajar rápidamente posible rebrotes del virus, al aislar rápidamente a los posibles contagiados. 

Desde el Gobierno canario destacan que en su condición geográfica de Archipiélago y como destino turístico reconocido a nivel mundial, Canarias ha sido el lugar elegido por el Gobierno central para la puesta en marcha de este proyecto, que contribuirá a convertirlo en un destino seguro, pues la app permitirá controlar los movimientos del virus y, por tanto, que se vayan aliviando las restricciones de movilidad exterior a medida que los datos epidemiológicos y de control así lo indiquen. 

Desde ambos gobiernos se destaca que este tipo de herramientas serán respetuosas con la identidad y la intimidad de las personas rastreadas, garantizando siempre el cumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal. ​España se ha decantado por el modelo Decentralized Privacy-Preserving Proximity Tracing (DP3T), que almacena la información en el dispositivo de cada usuario y no en los servidores. Según sus defensores es más seguro y respetuoso con los datos privados.

A nivel autonómico, la iniciativa correrá a cargo de las consejerías de Sanidad, a través de su servicio de Informática, y de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, a través de las direcciones generales de Modernización y Calidad de los Servicios y de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías.