Buscar
04:57h. Jueves, 21 de Junio de 2018

Cerca de 10 millones de euros para actualizar la capacitación profesional de 17.000 trabajadores

El departamento de Empleo que dirige Cristina Valido, invertirá en esta edición 9.749.131 euros para mejorar y adaptar la cualificación profesional de 16.900 trabajadores a través de 1.100 cursos gratuitos.

Los planes de formación son gratuitos y se han programado en módulos con los que la persona obtiene un certificado profesional sobre su nueva especialización o mejora de cualificación
Los planes de formación son gratuitos y se han programado en módulos con los que la persona obtiene un certificado profesional sobre su nueva especialización o mejora de cualificación

Del total de participantes, tal y como establecen las bases, podrán inscribirse hasta un 30% de personas desempleadas, es decir 11.830 ocupadas y  5.070 desempleadas. Valido incide en que esta programación va destinada  “a cubrir las carencias formativas de los trabajadores en determinados aspectos muy puntuales que precisan para desarrollar su profesión, o que les exige la empresa en la que trabaja, por este  motivo se plantea en módulos específicos de 20 o 40 horas con los que también obtienen una acreditación del SCE”.

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido, asegura que “la formación debe ser inherente en toda la vida laboral de las personas”. “La mayor parte de las políticas activas que impulsamos a través del SCE se destinan a favorecer la inserción laboral de las personas en desempleo, sobre todo las que tienen más dificultades, pero también es fundamental, tanto para las empresas como para los propios trabajadores, favorecer la actualización, la especialización, ya que repercute en la calidad en el empleo, la competitividad de las propias empresas y además, contribuimos a mantener los puestos de trabajo existentes”.

Estas subvenciones, que el SCE ha concedido a 72 entidades diferentes, van destinadas a financiar el 100% del coste de los planes de formación ajustados a las necesidades del mercado de trabajo y que atienden a los requerimientos de productividad y competitividad de las empresas. También para responder a las aspiraciones de mejora de empleabilidad, promoción profesional y desarrollo personal de personas ocupadas, cualquiera que sea el sector o actividad en que presten servicio.

Las entidades implementarán planes sectoriales y transversales y las acciones formativas se podrán ejecutar hasta el día 30 de septiembre de 2018.

Los sectores laborales en los que se desarrollarán estos planes de formación son hostelería y turismo, comercio, industria, construcción, transporte, metal, sanidad y servicios sociales, agricultura, ganadería, caza, pesca y servicios empresariales, tal y como se acordó con los agentes sociales y económicos en el Consejo General de Empleo.

En las acciones formativas previstas podrán participar las personas trabajadoras cuyo lugar de trabajo esté ubicado en la Comunidad Autónoma de Canarias, tanto autónomos como por cuenta ajena. Un máximo de un 30% y un mínimo del 20% del total de los participantes que inicien la formación en cada plan formativo podrán ser personas desempleadas.

Esta oferta formativa consta, prioritariamente, de módulos de certificados de profesionalidad, que es una acreditación oficial que certifica que la persona que lo posee tiene los conocimientos y las habilidades para desarrollar una actividad laboral determinada. Estos certificados tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional.