Buscar
00:20h. domingo, 01 de noviembre de 2020

Christian Life International celebró su bautismo en la Playa de Las Canteras

El bautismo en agua es un precepto de la iglesia instituido por Jesucristo. La Biblia ordena a los cristianos a “ir por tanto y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. (Mateo 28:19). El mismo Jesucristo fue bautizado (Mateo 3:13 – 16) y era una práctica habitual de la primera iglesia. Por tanto, cuando un creyente es bautizado en agua, ambos están siguiendo el ejemplo de Jesucristo y obedeciendo su mandato.

 

El simbolismo en el bautismo en agua es una hermosa imagen de lo que Dios ha hecho por nosotros. Ser sumergido en agua representa la muerte y sepultura de Jesucristo en victoria sobre la muerte, el infierno y la tumba. El creyente está declarando que ha puesto su confianza en la obra de Jesucristo por su salvación eterna.

Probablemente una de las ceremonias más cargadas de significado en cuanto a la transformación interior del alma, es un testimonio público y externo de lo que ya ha ocurrido en el corazón de aquel que ha dado su vida a Cristo y le ha confesado como su único y suficiente salvador.

El pastor de la iglesia, que es el ángel que Dios ha puesto para guiar a las ovejas en el nombre de Jesús, espera con un ayudante a la persona que se va a bautizar dentro del agua, en este caso una playa. 

El creyente da pasos firmes hacia el agua ante la mirada atenta del resto de la congregación que es testigo de este testimonio tan maravilloso. 

Una vez en el agua el pastor pregunta al creyente si entiende el compromiso de este paso recordándole su decisión de seguir y servir a Cristo. Después de la respuesta afirmativa del creyente el pastor procede a sumergirle en el agua, bautizándole en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Luego la iglesia irrumpe en un aplauso de reconocimiento y júbilo por la decisión y acompaña al recién bautizado dándole la bienvenida con muchos abrazos, felicitaciones y alguna que otra foto  para perpetuar el momento.

La directiva pastoral redacta unos diplomas como reconocimiento de este paso de obediencia a Dios que es entregado a la semana siguiente en la iglesia local seguido de una fiesta donde todos comparten la alegría de este momento único en la vida del creyente.

La celebración será en la mañana del próximo domingo día 5 de marzo, en la sede de la Christian Life International Church, en la calle de León y Castillo, junto al edificio de la Cruz Roja Española.