Buscar
13:37h. jueves, 06 de agosto de 2020

Entra en vigor la orden de cese de actividad de los hoteles y alojamientos turísticos

Ya ha comenzado la cuenta atrás para el 'cero turístico' en Canarias y en todo el territorio español: el BOE ha publicado en un boletín extraordinario la orden ministerial que da un plazo máximo de siete días para el cese de la actividad de todos los hoteles, camping y alojamientos turísticos en general.

Canarias cierra sus hoteles y se aísla para luchar contra la pandemia de coronavirus.
Canarias cierra sus hoteles y se aísla para luchar contra la pandemia de coronavirus.

Como había avanzado en primicia Sol del Sur el pasado 18 de marzo, el ministro de Sanidad, Salvador Lila i Roca, firmó hace cuatro días la suspensión de apertura al público de todos los hoteles y alojamientos turísticos, campings y aparcamientos de caravanas ubicados en cualquier parte del territorio español “hasta la finalización del estado de alarma” decretado para contener el COVID-19. La entrada en vigor de esa orden se hizo efectiva ayer jueves con su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

Como única excepción, el punto segundo de la norma indica que “queda permitida la apertura al público” de aquellos establecimientos turísticos “que alberguen clientes que, en el momento de declaración del estado de alarma, se hallen hospedados de manera estable y de temporada, siempre que sus ocupantes cuenten con las infraestructuras, en sus propios espacios habitacionales, para poder llevar a cabo las actividades de primera necesidad en los términos que establece el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19”.

La justificación ministerial de esta contundente orden de cese de la actividad turística es que la concentración de personas en alojamientos turísticos que deben compartir determinados espacios comunes, "implica un incremento del riesgo de contagio, por lo que dada la situación de restricción en la movilidad de personas resulta necesario, para garantizar la contención de la pandemia, proceder a su cierre”. 

Esas medidas “se extenderán hasta la finalización de la declaración del estado de alarma y de sus posibles prórrogas”.

 

En marcha la repatriación de turistas

Como ha informado Vicente Pérez en el medio digital Planeta Canario, en la actualidad se encuentran en nuestro Archipiélago entre 80.000 y 90.000 turistas a pesar de las restricciones que les impone el estado de alarma, porque había temporada alta. Pero están marchando a un ritmo de 300 vuelos al día hacia sus países de origen, datos ofrecidos este jueves 19 de marzo por el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres. No se puede ya entrar en el Archipiélago salvo por motivos de primera necesidad.

Con este adiós al turismo, como reseñó ese medio, Canarias afronta una situación sin precedentes en la historia del turismo de masas que en las islas comenzó en los años sesenta del pasado siglo y que en la actualidad representa sobre el 35% del producto interior bruto (PIB) y genera más de 40.000 puestos de trabajo (el 40% del empleo total del Archipiélago): es previsible que no vuelvan a llegar turistas a las islas durante meses. 

"Se sabe que no es sino un adiós temporal –añadió–, con la promesa de volver, pero el tiempo en que eso ocurra es ahora mismo una incógnita, no solo por la duración del estado de alarma, que todo parece indicar que será más allá de marzo, sino por la propia incidencia que esto tenga en los países emisores de turistas, también afectados por la pandemia".

 

Un cierre demandado

La suspensión de la actividad turística no coge al sector hotelero por sorpresa: aunque este 'cero turístico' era inimaginable hace apenas una semana, hoy por hoy da respuesta a las demandas de numerosas voces sindicales, sanitarias y de la patronal hotelera que consideraban paradójico y absurdo que se recluya a la población residente en sus hogares y que, al mismo tiempo, se permita la entrada de turistas así como el funcionamiento 'normal' de los establecimientos de alojamiento turísticos.

De hecho, gran parte de la patronal hotelera conoce desde hace días el contenido de la orden ministerial que echa el cierre al sector y ha ido preparando tanto el desalojo de sus clientes como los despidos de su personal vía Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

También está en marcha desde hace días una campaña para despedir con un hasta pronto a los turistas de las islas: "Cuídate mucho. Te esperamos», es el lema en varios idiomas del vídeo que protagoniza esa despedida materializada principalmente a través de las redes sociales por Turismo de Tenerife y por cadenas hoteleras.

Y como informó Ashotel esta semana en un comunicado de prensa, con el cierre a las puertas o ya adoptado, varios establecimientos hoteleros de Tenerife han estado organizando la donación de productos perecederos en perfectas condiciones a organizaciones no gubernamentales (ONG) y a otros colectivos sociales. 


Supervisión autonómica de la suspensión

Sobre el desarrollo y ejecución de esta suspensión determinaciones, la orden ministerial ya publicada en el BOE concreta que corresponde a las autoridades competentes de cada comunidad autónoma dictar las resoluciones, disposiciones e instrucciones que, en la esfera específica de su actuación, sean necesarias para garantizar la eficacia de lo dispuesto en esta norma.

Por otra parte, esa resolución aclara que con carácter excepcional, “queda permitida la prestación de los servicios de vigilancia, seguridad y mantenimiento en estos establecimientos”.