Buscar
03:42h. Martes, 31 de marzo de 2020

Fallece en Tenerife por coronavirus una mujer de menos de 40 años, la tercera víctima mortal del Archipiélago

Este martes se ha registrado la segunda defunción por coronavirus de Tenerife y la tercera de Canarias. Se trata de una mujer de entre 34-37 años de edad que estaba ingresada en el Hospital Universitario de Canarias y que al parecer padecía patologías previas que complicaron su contagio de COVID-19.

Fallece en el HUC la segunda víctima por coronavirus de Tenerife
Fallece en el HUC la segunda víctima por coronavirus de Tenerife

El fallecimiento fue dado a conocer ayer por la tarde por tiempodecanarias.com, que atribuyó a la mujer una edad de 34 años de edad. Más tarde, el periódico El Día confirmó la defunción de esa mujer que trabajaba como sanitaria, pero fijando su edad en 37 años.

Resulta llamativo que ninguna autoridad ni organismo oficial informara de esa defunción a lo largo del día.

Una mujer de 81 años fallecida el pasado viernes en el Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria fue el primer caso de muerte por coronavirus acreditado en el Archipiélago. Su diagnóstico se demoró porque no informó de que había estado en contacto con un nieto que había llegado desde Italia portando el COVID-19. La segunda defunción tuvo lugar hace apenas dos días en Tenerife, en el mismo centro hospitalario que la joven fallecida ayer, y le costó la vida a una mujer que padecía enfermedades oncológicas.

Aumento de contagios

En Canarias hay registrados 147 casos de coronavirus, de los que 94 están en Tenerife. La consejera de Sanidad el Gobierno de Canarias, Teresa Cruz Oval, informó ayer por la tarde en rueda de prensa que actualmente hay una tasa de contagio de 6,6 personas por cada 100.000 habitantes. Añadió que la previsión es que en los próximos 15 días aumente el número de contagios en Tenerife y que la tendencia prevista apunta a que se registre más de una veintena de nuevos casos por día. 

Aclaró en ese sentido que su departamento ya ha elaborado un plan de contingencia para afrontar ese repunte de contagios. Entre las medidas de ese plan, Cruz citó que algunos servicios sanitarios se prestarán “de forma presencial mientras que otros se atenderán por vía telefónica “porque no queremos que los centros sanitarios sean una fuente de contagios para la población".

Ante la certeza de que crecerá la demanda de hospitalización de pacientes con coronavirus, explicó que Sanidad liberará camas hospitalarias. En concreto, según su explicación, para las nuevas afecciones de esta pandemia se liberarán camas hospitalarias que en la actualidad están siendo ocupadas por personas que se encuentran en situación de dependencia o que en realidad precisan de una atención sociosanitaria (no hospitalaria).

Fusión de la sanidad pública y privada

La consejera dijo también que todos los centros sanitarios públicos y privados de las islas se han integrado "en una sola red" para mejorar la gestión de la atención. En esta situación, argumentó, solo hay "una única sanidad, ni pública ni privada". Concretó que se ha reunido con responsables de distintos centros privados para definir la creación de “un único circuito” sanitario.

En la citada rueda de prensa la responsable de Sanidad del Ejecutivo canario recordó que hoy miércoles entra en vigor la iniciativa que exime a los pacientes de tener que pasar por la consulta del médico de cabecera para renovar sus recetas y que habilita a las farmacias a dispensarles directamente sus medicamentos con un único requisito: presentar la tarjeta sanitaria. 

Además, reiteró la importancia de que la ciudadanía se lave las manos, permanezca aislada y tenga paciencia.

También hizo un llamamiento para la donación de sangre, ya que la población canaria "sigue enfermando por otras cuestiones que no es el coronavirus”.