Buscar
17:44h. Martes, 15 de octubre de 2019

Los fisioterapeutas advierten que la OPE de consolidación no será suficiente para cubrir las necesidades del sector público 

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias (COFC) advierte que la OPE de consolidación que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha aprobado para este 2019, y por la que 75 trabajadores del sector público podrán obtener la plaza fija, no mejorará la ratio asistencial al no incrementarse el número de fisioterapeutas contratados en la red hospitalaria y en los centros de salud de Atención Primaria del Archipiélago.

 

La fisioterapia en el Archipiélago se sostiene mayoritariamente por los conciertos con el sector privado, donde la calidad del servicio a la ciudadanía es inferior al del sistema público /Angel Medina G.
La fisioterapia en el Archipiélago se sostiene mayoritariamente por los conciertos con el sector privado, donde la calidad del servicio a la ciudadanía es inferior al del sistema público /Angel Medina G.

“Se trata exclusivamente de una consolidación de puestos de trabajo, pero no de una ampliación de plantilla”, asegura el presidente del COFC, Santiago Sánchez, que reitera que la ratio en Canarias es una de las más bajas del estado al contar el sistema sanitario canario únicamente con 223 plazas para atender a toda la población, tal y como denunció SATSE hace unos días tras publicar los datos reflejados en el estudio “Análisis de la situación de los enfermeros, enfermeras, matronas y fisioterapeutas en los centros sanitarios del país”.

El Colegio de Fisioterapeutas ha denunciado en numerosas ocasiones que el Gobierno de Canarias está empleando los conciertos de rehabilitación con entidades privadas para ofrecer servicios del Servicio Canario de la Salud (SCS) “como un sustituto, y no como un complemento” al servicio que ya prestan los fisioterapeutas en plantilla de la sanidad pública canaria, y de “ahí que no están haciendo un esfuerzo en ampliar plantilla”, subraya.

Tras la OPE de consolidación de este 2019, todavía quedarán14 trabajadores del sistema público con plazas en suspenso, por lo que desde el “Colegio se teme que la ampliación de la plantilla se dilate en el tiempo”. “Estamos en una proporción cercana a un fisioterapeuta por cada 10.000 habitantes en el sistema público, en lugar de uno por cada 1.000 como recomienda la OMS. En nuestra comunidad debería haber al menos un servicio de fisioterapia en cada Zona Básica de Salud y la plantilla en especializada debe duplicarse para cubrir turnos de tarde y fines de semana”, subraya.

Además, el presidente del COFC recuerda que es evidente que la calidad del servicio que se presta desde un concierto de rehabilitación es inferior a la de un servicio público, dado que, entre otras cosas, cambian los ratios de pacientes por hora y la exigencia de formación continua.

Desde el Colegio de Fisioterapeutas de Canarias se denuncia, además, que los servicios públicos de fisioterapia existentes están infrautilizados debido a esta falta de personal en las plantillas públicas. El 90% de los fisioterapeutas del SCS trabajan en turno de mañana, lo que supone que los servicios e instalaciones públicos estén, en la mayoría de casos, cerrados por la tarde. Este 2019 hay presupuestados 12.300.000€ destinados a la concertada que podrían solventar este problema sin que se produzca un incremento del gasto público, de forma que nuestra sanidad se acerque a la ratio recomendada por la OMS.