Buscar
09:41h. martes, 24 de noviembre de 2020

Fred. Olsen adquiere maquinaria de desinfección con ozono para toda su flota y centros de trabajo

Fred. Olsen Express informa que desde el comienzo de la crisis sanitaria ha adquirido maquinaria de desinfección con ozono, como una de sus medidas para garantizar la seguridad higiénica de su flota, instalaciones portuarias y oficinas. En total, la compañía ha adquirido un total de 14 máquinas, dos por cada uno de sus buques e instalaciones de personal.

En total la compañía ha adquirido 14 máquinas de desinfección, lo que corresponde a un mínimo de dos por cada barco en la actualidad.
En total la compañía ha adquirido 14 máquinas de desinfección, lo que corresponde a un mínimo de dos por cada barco en la actualidad.

 

El ozono, conocido por su capacidad de eliminación de numerosos virus, bacterias y hongos, es capaz de purificar aire, agua, alimento, superficies, tejidos y mobiliario, entre otros elementos; y es respaldado por la OMS como uno de los desinfectantes más eficientes contra todo tipo de microrganismos.

“El ozono, al ser un gas, facilita la llegada a todos los rincones de nuestros espacios, incluidos asientos y moquetas. El objetivo con su uso es garantizar y reforzar una higiene máxima de nuestro servicio", informan desde la naviera. “La aplicación del ozono complementa, por supuesto, las limpiezas manuales constantes y exhaustivas que realizamos en todos nuestros espacios y viajes con productos desinfectantes, junto a una larga batería de otras medidas que hemos puesto en marcha para proteger a nuestros viajeros y empleados”.

¿Cómo funciona?

Este tipo de limpieza se realiza por medio de generadores de ozono. Estos generadores son dispositivos electromecánicos que convierten el oxígeno en ozono por medio de descargas eléctricas de alto voltaje. Este ozono se distribuye en espacios delimitados por medio de ventiladores.

En Fred. Olsen estas máquinas se emplean de forma diaria en toda su flota, instalaciones portuarias y oficinas, donde se aplican en espacios de afluencia de pasajeros y personal como por ejemplo en los salones de pasaje, escaleras de acceso y lavabos, entre otros. Posteriormente estas zonas son adicionalmente ventiladas.

Otras medidas de higiene y seguridad

Según indican desde la compañía, además de la desinfección con ozono, desde el inicio de la crisis han puesto en marcha nuevos protocolos de limpieza y actuación, así como una estricta reorganización de sus espacios para garantizar las distancias sociales recomendadas. Entre las medidas destacan:

           La limpieza exhaustiva y continua durante todos sus viajes.

  • Nuevos protocolos de contacto con pasajeros y entre compañeros. Por ejemplo, saludos a pasajeros adaptados o nuevas formas de realizar los relevos entre tripulaciones.

  • Disponibilidad de geles desinfectantes de forma gratuita a bordo.

  • Reorganización de asientos: disponibilidad mayoritaria de asientos individuales, distanciados

    siempre en al menos dos metros, y selección de asientos dobles para pasajeros que necesitan viajar acompañados.

  • Reducción de la oferta de plazas a menos de un 50% de su capacidad.

  • Atención protegida en todos sus puntos de contacto con clientes con la instalación de mamparas y nuevas señaléticas para mantener la distancia entre pasajeros.

  • Suspensión de pagos con dinero en efectivo.

  • Formación a la tripulación en medidas de higiene adicionales y asistencia a pasajeros.

  • Emisión y divulgación de recomendaciones de higiene destinados a pasajeros.

    Desde Fred. Olsen Express también señalan que actualmente se encuentran inmersos en un amplio plan de reorganización de su operativa y sus espacios con el fin de garantizar una nueva experiencia de máxima seguridad e higiene a sus viajeros, que se mantendrá incluso una vez finalizado el confinamiento.