Buscar
01:31h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Fundación DISA renueva su laboratorio itinerante ‘DISALab’ y ahonda en el medio marino de Canarias

Canarias: Laboratorio Marino es la segunda iniciativa de DISALab, el laboratorio itinerante de ideas, conocimiento y divulgación científica de la Fundación DISA con el que quiere acercar la ciencia y la investigación a los escolares y a la ciudadanía en general del Archipiélago.

Esta segunda iniciativa denominada ‘Canarias: Laboratorio Marino’ aborda las características del litoral y de los fondos marinos mediante experimentos y actividades
Esta segunda iniciativa denominada ‘Canarias: Laboratorio Marino’ aborda las características del litoral y de los fondos marinos mediante experimentos y actividades

En esta ocasión, esta aula móvil aborda el origen y la formación geológica de las islas, incidiendo especialmente en el litoral y en las características de los fondos marinos. Además, entre sus novedades destaca la mayor dotación tecnológica aplicada hasta ahora en proyectos similares. 

El acto de presentación ha tenido lugar durante la mañana de hoy y ha contado con la asistencia de la directora general de la Agencia Canaria de Calidad Universitaria y Evaluación Educativa del Gobierno de Canarias, María Teresa Acosta; el director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas del Cabildo de Tenerife, José Luis Riveo; el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Juan José Martínez; el gerente de la Fundación Santa Cruz Sostenible, Pedro Millán; el jefe de Servicio Técnico de Desarrollo Sostenible del Cabildo de Tenerife, Alejandro Molowny, y la directora de la Fundación DISA, Raquel Montes, quienes pudieron disfrutar de las nuevas actividades y experimentos que ofrece.  

La directora de la Fundación DISA, Raquel Montes, destacó que “tras el éxito logrado en sus primeros dos años, creíamos conveniente dotar de nuevos contenidos a esta aula móvil y, para ello, nada mejor que hacerlo adentrándonos en el mar para dar a conocer las características del océano que baña nuestras costas”. Añadió que “confíamos en que este proyecto consiga despertar en niños y mayores el interés y las ganas de aprender mostrados hasta ahora. Para ello, nos esforzaremos para llegar a todos los colegios y a las principales plazas, además de estar presentes en las distintas ferias y eventos donde nos inviten”.   

En esta nueva etapa, DISALab Canarias: Laboratorio Marino recorrerá las siete islas, visitando 250 centros educativos y llegando a 25.000 escolares. También, el laboratorio permanecerá abierto en horario de tarde en las principales plazas o lugares de cada municipio para dar la oportunidad a los vecinos de disfrutar de la experiencia que ofrece. 

Durante este tiempo, los escolares y visitantes podrán sentir que se encuentran dentro de un submarino que recorre las aguas de Canarias. Mediante experimentos y actividades diseñadas para aprender de forma divertida y práctica podrán seleccionar y visualizar vídeos con visión de 360º de playas y ecosistemas costeros utilizando un periscopio; conocer los cetáceos y reptiles marinos que habitan en el Archipiélago con gafas de realidad virtual y tablets; descubrir por qué hay playas de arenas de diferentes colores e identificar los distintos microorganismos presentes en el agua gracias a microscopios, además de profundizar en el origen y formación geológica de las islas con una nueva herramienta llamada Sandbox

Esta iniciativa ha sido posible gracias al trabajo y dedicación del grupo de estudiantes de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) que formó parte del proyecto DEMOLA en el que la Fundación participó en el curso 2016-2017. Ellos son: Jorge Cáceres, estudiante de Lengua Española y Literaturas Hispánicas; Francisco Tomás García, estudiante de Ingeniería Informática; Ramón Maestre, estudiante de Administración y Dirección de Empresas; Néstor Marrero, estudiante de Geografía y Ordenación del Territorio, Gestión Costera, y Raquel Puig, estudiante de Veterinaria, Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria.  

Además, han colaborado los investigadores y expertos Juan Jesús Coello, geólogo y responsable del Área de Ciencia de la Fundación Telesforo Bravo; José Mangas, catedrático de Geología en la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC; Julio Afonso, catedrático del Departamento de Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal de la Universidad de La Laguna (ULL);  Catalina Monzón, investigadora de la ULPGC; Jacobo Marrero, presidente y director científico de la Asociación Tonina; Antonio Fernández, catedrático de Facultad de Veterinaria y director del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria de la ULPGC; María José Caballero, profesora titular de la Facultad de Veterinaria de la ULPGC; Manuel Arbelo, profesor del Departamento de Morfología de la Facultad de Veterinaria de la ULPGC; Pilar García, vicedecana de Calidad de la Facultad de Ciencias del Mar de la ULPGC; Marina Carrasco, investigadora predoctoral en la ULPGC; Pascual Calabuig, responsable del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Tafira del Cabildo de Gran Cabildo; Jorge Orós, catedrático de la Facultad de Veterinaria de la ULPGC, y Richard Heidrich, investigador predoctoral de la ULPGC.

DISALab es un proyecto educativo y de concienciación ambiental puesto en marcha por la Fundación DISA en 2015, destinado principalmente al alumnado de 10 a 13 años. Desde sus comienzos, más de 100.000 personas, siendo 50.000 de ellas escolares de 443 centros educativos, han podido aprender y profundizar, de manera gratuita, en el enorme valor de la biodiversidad y los ecosistemas terrestres de las islas. 

Sobre la Fundación DISA 

La Fundación DISA nace en octubre de 2011 como expresión de la vocación del Grupo DISA de desarrollar su dimensión social mediante la ejecución de diferentes proyectos que contribuyan al desarrollo sostenible de las sociedades en las que opera. Fruto de este compromiso, lleva a cabo acciones concretas de carácter social, económico, cultural, deportivo, medioambiental, científico, educativo y de investigación, que se convierten en sus principales ejes de acción. 

En el año 2016, la Fundación DISA destinó más de 2.100.000 euros en casi un centenar de acciones diferentes, llegando a 338.821 beneficiarios.