Buscar
08:48h. Domingo, 22 de septiembre de 2019

La gammacámara donada por Amancio Ortega al HUC ya ha realizado 485 estudios

El Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, cuenta con una nueva gammacámara en el servicio de Medicina Nuclear que forma parte del equipamiento donado por la Fundación Amancio Ortega. Desde su puesta en marcha el pasado mes de febrero ya ha realizado un total de 485 estudios. 

 

Este equipo se suma a las restantes aportaciones de la Fundación Amancio Ortega, entre ellas un mamógrafo digital, una resonancia magnética y un equipo de braquiterapia de alta tasa, ya operativos. El acelerador lineal entrará en funcionamiento en octubre
Este equipo se suma a las restantes aportaciones de la Fundación Amancio Ortega, entre ellas un mamógrafo digital, una resonancia magnética y un equipo de braquiterapia de alta tasa, ya operativos. El acelerador lineal entrará en funcionamiento en octubre

Una de las grandes ventajas de este equipo, de un coste de 699.370 euros, es la posibilidad de que en una sola exploración se obtenga una imagen híbrida que incluye información de datos gammagráficos combinados con los tomográficos computarizados. 

Este nuevo equipamiento, que aporta tanto las características de la actividad funcional como metabólica en el el caso de las exploraciones de pacientes oncológicos, también se utiliza para estudios del corazón o en el caso de pacientes tras una cirugía con prótesis e implantes, así como de otros órganos. 

Para la jefa de servicio de Medicina Nuclear, María de los Ángeles Gómez, “este equipo supone un avance inmenso en el diagnóstico, ya que reúne dos tipos de imágenes en una única y presenta resultados muy específicos ayudándonos en la actualidad al diagnóstico más preciso de gran variedad de enfermedades, tanto neoplásicas como benignas”. Aprovechó, también, para transmitir su agradecimiento a la Fundación Amancio Ortega por la donación de esta gammacámara.

El equipo instalado se suma a las restantes aportaciones de la Fundación Amancio Ortega, entre ellas un mamógrafo digital con una mesa de biopsias y ecógrafo digital, una resonancia magnética y un equipo de braquiterapia de alta tasa, que ya están operativos. Además, el nuevo acelerador lineal ya está instalado y se están llevando a cabo los trabajos de calibrado, por lo que se estima que este nuevo equipo esté operativo el próximo mes de octubre.