Buscar
19:38h. viernes, 30 de octubre de 2020

Gobierno de Canarias y Cabildo de La Palma valoran los daños ocasionados por el incendio en los cultivos de Garafía

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha visitado hoy junto al consejero de Agricultura del Cabildo de La Palma, José Adrián Hernández, y el alcalde de Garafía, Yeray Rodríguez, la zonas agrícolas dañadas por el incendio que afectó al municipio del noroeste de la isla de La Palma el pasado fin de semana. 

Visita zona cultivo afectada incendio La Palma
Visita zona cultivo afectada incendio La Palma

La consejera Alicia Vanoostende destacó que en esta primera visita de inspección “han podido comprobar in situ las consecuencias del incendio en los cultivos de viñedo, así como en frutales de medianías tales como almendros, fincas de aguacate o próteas”. Vanoostende anunció que “desde el Gobierno de Canarias se establecerán medidas compensatorias para los afectados una vez los servicios técnicos presenten los informes correspondientes”.  

Por su parte, el consejero de Agricultura del Cabildo Insular de La Palma, José Adián Hernández,  explicó que “desde las Agencias de Extensión Agraria de los municipios de Garafía y Puntagorda ya se encuentran trabajando sobre el terreno en los informes para valorar la afección del incendio” y que “esperan tener la próxima semana para que los agricultores puedan solicitar a las distintas administraciones las ayudas pertinentes”. 

El alcalde de Garafía, Yeray Rodríguez, agradeció la labor de los agricultores durante el incendio y ha lamentado las pérdidas que han sufrido durante el fin de semana y que agravan una situación ya complicada debido a la escasez de lluvias de los últimos años. El primer edil trasladó a los afectados el apoyo del consistorio.  

Los responsables públicos han valorado muy positivamente la función de cortafuegos que han desempeñado las zonas de cultivo. En este sentido, han puesto en valor el compromiso de los agricultores con el campo, manteniendo limpios sus terrenos y contribuyendo de esta forma a aminorar las consecuencias del incendio. En cuento a las explotaciones ganaderas de la localidad cabe destacar que  ninguna sufrió daños en sus infraestructuras como consecuencia de las llamas.