Buscar
11:58h. martes, 04 de agosto de 2020

Habrá aprobado general, pero no con la misma nota para todo el alumnado

Este miércoles se ha hecho realidad el sueño de la mayoría de estudiantes: tener garantizado que pasarán de curso. El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado hoy que, salvo contadas excepciones, haya aprobado general para todo el alumnado de infantil, primaria, secundaria y primero de bachillerato. 

También han acordado que el curso no se extienda más allá de junio, aunque los Ejecutivos autonómicos podrán organizar o apoyar la realización de actividades de refuerzo en el periodo estival, “en formas diversas y combinadas con actividades lúdicas”.

Estas son algunas de las decisiones adoptadas en la reunión de la Conferencia Sectorial que hoy ha mantenido de forma telemática la ministra de Educación, Isabel Celaá, y los responsables educativos de las comunidades autónomas para definir cómo poner fin al curso escolar tras el cierre de las aulas por el coronavirus.

El aprobado general permitirá que la mayoría de estudiantes pasen de curso, pero no con la misma nota. Los profesores tendrán que decidir la calificación de cada estudiante en base a las notas obtenidas durante los dos primeros trimestres, mientras las clases fueron presenciales.

La evaluación del tercer trimestre solo podrá ser tenida en cuenta para bien. Y la evaluación final incluirá un informe personalizado de cada alumno que servirá para diseñar los planes de refuerzo que se pondrán en marcha para compensar las excepcionales condiciones del final del actual curso.

A los alumnos podrán quedarles asignaturas pendientes, que tendrán que recuperar el curso que viene, pero ello no les obligará a repetir. La repetición se reservará solo para casos excepcionales y será decidida de forma colegiada por el equipo docente y aprobada en el marco que regulen las administraciones educativas. Los planes de refuerzo se desplegarán tanto a la largo del curso que viene, lo que exigirá reducir los contenidos que estaban previstos para el mismo, como este verano. El plan de las autoridades educativas consiste en contratar a profesores de refuerzo expresamente para tal fin.

 

Excepción para segundo de Bachiller

Los alumnos de segundo de bachillerato no se ven afectados por la medida de promoción general, pero también se diseña para ellos un cambio sustancial, que será aplicable al resto de cursos que impliquen un final de etapa, como primaria, secundaria y Formación Profesional. El cambio consiste en que los estudiantes podrán obtener el título correspondiente a pesar de que algún profesor no sea partidario de aprobarle la asignatura. La decisión de que un alumno titule queda en manos del equipo docente, compuesto por una docena de profesores, que decidirá de forma global si el alumno ha superado los contenidos del curso. Es decir, un profesor no podrá impedir de forma individual que un estudiante haga la selectividad para acceder a la universidad. Esta prueba se adaptará, como ya acordaron el Gobierno y los Ejecutivos regionales, para hacerla más sencilla.

Las actividades estivales programadas por las diferentes consejerías de Educación, como han manifestado desde el Ministerio de Educación, “pueden estar promovidas por otras administraciones u organizaciones, contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes”.

En la propuesta que ha presentado este miércoles, el ministerio ha seguido las recomendaciones del Consejo Escolar del Estado, máximo órgano consultivo en materia educativa del Gobierno, que la semana pasada apostó por la evaluación de los contenidos trabajados durante el confinamiento de forma telemática.

Clase Serv Idiomas 07_Fotor

 

Repetición excepcional

Como ha informado El País, para no perjudicar a los alumnos que no disponen de dispositivos digitales o Internet en casa (un 10% de los 8,2 millones), el acuerdo contempla que la repetición será una medida “excepcional”, de forma que los equipos docentes necesitarán la autorización de la Administración (no se detalla cuál, aunque fuentes del ministerio señalan que corresponderá a las inspecciones educativas de cada región) para hacer repetir a un estudiante.

España lidera (junto a Luxemburgo) la tasa de repetición de los países de la Unión Europea. La tasa de repetición media en la ESO es del 12,5%; y el porcentaje de alumnos que pasan de curso con alguna asignatura suspensa asciende al 23,7%. En Primaria, el 14,4% de los alumnos repite en alguno de sus seis cursos.

Otra de las propuestas es lanzar programas de refuerzo educativo durante el curso 2020-2021. La idea es retomar el llamado plan PROA que las comunidades y el Gobierno cofinanciaron de 2005 a 2012 (con un coste de unos 500 millones de euros) para dar apoyo a los alumnos con necesidades especiales o con un menor rendimiento académico.

 

Siguiendo los pasos de Italia

Con este acuerdo, el Estado español sigue los pasos de Italia, aunque con algunas variantes y casi 10 días de diferencia. El pasado 6 de abril en el país vecino se otorgó por decreto un aprobado general a todos los estudiantes de este curso para garantizar que ninguno se quedara atrás como consecuencia de la emergencia del coronavirus, que, como en España, ha obligado a cerrar  las escuelas y universidades.

"Estamos asegurando el año escolar", dijo la ministra italiana de Educación, Lucia Azzolina.

En el país italiano se acordó que todos los estudiantes sean aprobados, con independencia de su nota en los primeros meses del curso escolar, y se fió que pasarán al siguiente curso de forma automática. En ese caso, suspendieron los exámenes y determinaron que sus notas serán determinadas en función de su rendimiento durante el curso, también durante los últimos meses en los que han recibido educación a distancia. En caso de que tengan asignaturas que recuperar, lo harán en septiembre.

informatica Innovación-2_Fotor

Reparto de tablets en Canarias

Este lunes la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias distribuirá 4.309 tabletas con conexión a Internet entre los centros de enseñanza de las Islas con destino a alumnado sin recursos, de distintos niveles educativos, que han sido adquiridas por el Ejecutivo regional.

El reparto se realizará en dos fases, la primera, de 1.309 dispositivos, comenzará hoy lunes, 13 de abril, y la segunda (de las unidades restantes) a partir de la próxima semana.

De esta cantidad, un total de 1.309 tarjetas SIM de datos para la conexión a Internet, han sido remitidas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, y están dirigidas a alumnos y alumnas de 2º de Bachillerato y FP.

En dicho reparto se priorizará al alumnado de aquellos cursos de cambio de ciclo educativo y con mayor necesidad de apoyo pedagógico.

Según ha indicado la consejera de Educación, María José Guerra, el objetivo de estas medidas es facilitar la continuidad de la atención pedagógica de todas y todos los estudiantes, eliminando las desigualdades que existen entre el alumnado en relación al acceso a redes y equipamiento informático; es decir, reducir la brecha digital.