Buscar
10:35h. lunes, 26 de octubre de 2020

Los laboratorios del Centro Canario de Transfusión procesan una media de 65.000 analíticas al año

El Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH), dependiente de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través del Centro Canario de Transfusión (CCT) desarrolla las funciones de extracción, procesamiento, análisis, almacenamiento y distribución de todas las unidades de sangre y aféresis que se obtienen en cualquier punto de extracción del Archipiélago. Anualmente, procesan alrededor de 65.000 analíticas.

Una de las preguntas más habituales en las salas de extracción es “¿qué se hace ahora con mi sangre?”
Una de las preguntas más habituales en las salas de extracción es “¿qué se hace ahora con mi sangre?”

Para el procesamiento y análisis de los hemoderivados, el CCT cuenta con un laboratorio en cada provincia, en los bancos provinciales de sangre, ubicados en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife respectivamente, que reciben diariamente la sangre donada en todos los puntos fijos y temporales de extracción.

La sangre donada se fracciona en sus distintos componentes, hematíes, plasma y plaquetas, que se procesan y se almacenan a diferentes temperaturas para garantizar las mejores condiciones de conservación: el concentrado de hematíes a unos 4ºC, el de plaquetas a unos 22ºC, en agitación continua, para evitar que se agreguen, y la unidad de plasma a -30ºC.

Con el fin de garantizar su idoneidad, la sangre donada se somete a diferentes análisis. Por una parte, pruebas de inmunohematología, un hemograma, la determinación del grupo ABO y Rh y un escrutinio de anticuerpos irregulares (anticuerpos frente a grupos sanguíneos generados por transfusiones anteriores o embarazos). También se le realizan diferentes pruebas de serología, como Hepatitis B y C, VIH, Sífilis, HTLV y Citomegalovirus, además de Chagas o Malaria en caso de que la persona donante proceda de algún país de riesgo.

Únicamente cuando los resultados de todas estas pruebas sean inequívocamente negativos se utilizarán los componentes de la sangre donada. En caso que el resultado sea positivo se le realizarán las pruebas necesarias para confirmarlo y, si así fuera, se avisará inmediatamente a la persona donante para informarle de los resultados obtenidos. 

Además, la persona donante recibe en su domicilio por correo ordinario una copia de su analítica que siempre puede aclarar llamando al teléfono gratuito de atención a donantes 900 234 061.

Todos los hemoderivados se almacenan y conservan en el Centro Canario de Transfusión en las condiciones adecuadas de temperatura y se distribuyen a los centros sanitarios del Archipiélago por estricto orden de prioridad, para la cobertura de urgencias vitales o el mantenimiento del stock en los centros de la Red Transfusional Canaria.