Buscar
07:08h. martes, 29 de septiembre de 2020

Mena dice ser víctima de "una campaña" urdida "por algunos empresarios" y reitera que no dejará la Alcaldía de Arona

José Julián Mena, el alcalde socialista al que la dirección del PSOE ha pedido que entregue su acta, aseguró este miércoles en rueda de prensa que confía en que su partido rectifique porque "no hay nada que justifique" la petición de su cese, tendió la mano a los seis concejales socialistas que le han retirado su apoyo, insistió en que no dejará el cargo y denunció que es víctima de una campaña urdida por algunos empresarios de Arona "que buscan un alcalde dócil".

Mena insistió en rueda de prensa este miércoles en que tiene "las manos limpias". /FOTO: Esteban Pérez
Mena insistió en rueda de prensa este miércoles en que tiene "las manos limpias". /FOTO: Esteban Pérez

Mena, que hoy se mostró mucho más conciliador con su partido y con sus compañeros críticos que en el comunicado que envió el sábado a los medios repitió de manera insistente varios mensajes y esquivó ahondar en cuestiones peliagudas. Compareció acompañado por dos de los 12 concejales que conforman el gobierno socialista, Raquel García y Francisco Marichal.

 

Reconciliación

Así, reiteró que confía en que el PSOE reconsidere la petición de que renuncie al cargo y entregue el acta porque "nada" justifica una decisión tan desproporcionada. Y repitió varias veces en ese sentido que agotará "todas las vías internas y externas" de su partido "para que se respeten mis derechos".

También insistió en "tender la mano" a la mitad de su gobierno que le ha retirado el apoyo y en apelar a su "generosidad y coherencia" para volver a configurar un equipo unido, cumplir con su "mandato electoral" de trabajar "para que Arona progrese". "Es muy importante agotar la vía de la negociación", dijo.

Durante la fase de preguntas añadió que aunque esa reconciliación es su "primera opción", si la misma no es posible, dialogará con otras formaciones para garantizar "la estabilidad política e institucional de Arona".

 

Manos limpias

Repitió en varias ocasiones que no ha cometido ninguna ilegalidad, que nadie puede acusarle de lo contrario y que tiene "las manos limpias", afirmación esta última que escenificó mostrando las palmas de sus manos a la gran cantidad de periodistas que cubrieron esta rueda de prensa.

 

Conspiración empresarial

"No voy a eludir un tema que creo que está detrás de todo esto: no se me escapa ni a mí ni a otros compañeros y compañeras que existe de forma evidente una campaña de algunos empresarios de Arona que buscan un gobierno dócil a sus intereses", manifestó Mena.

Añadió que "algunos medios de comunicación" se "han prestado" a esa especie de conspiración que incluye "ataques", "acusaciones graves" y "descalificativos" no solo contra él, sino también contra sus "familiares, amigos y colaboradores". Según él, "han usado argumentos de parte como hechos probados y no han dejado de insinuar continuamente la existencia de una trama de irregularidades cuando mi actuación se ha guiado siempre por el estricto cumplimiento de la legalidad".

Pero no dio nombres. "Esos empresarios ustedes los conocen; ustedes saben quienes son" y "tienen que ver con actuaciones poco correctas que se están viendo y dando día a día", llegó a responder a los medios en ese sentido, dando por hecho que existe una especie de listado público de infractores y conspiradores empresariales que los periodistas deberían conocer.

Tampoco aclaró cómo habría influido esa campaña en la decisión de las direcciones insular, autonómica y federal del PSOE.

 

"No tengo derecho a renunciar"

José Julián Mena también incidió en el mensaje de que no va a dejar la Alcaldía "porque un alcalde que ha recibido el apoyo de un pueblo no tiene derecho a renunciar a la responsabilidad que este le ha otorgado".

Mena Rueda de prensa 714_Fotor

De puntillas por temas peliagudos

En el otro lado de la rueda de prensa figuraron varios temas por los que pasó de puntillas, evitando ahondar en ellos o, directamente, esquivándolos. Entraron en este bloque las preguntas relativas a los audios en los que se oye a su hermana interviniendo en reuniones en las que el abogado Felipe Campos pide dinero y porcentajes de edificabilidad a empresarios a cambio de recalificarles terrenos rústicos.  Evitó hablar sobre posibles trabajos de su hermana en el Ayuntamiento de Arona durante su etapa de alcalde.

Asimismo, esquivó responder en varias ocasiones a qué atribuye la decisión de su partido de pedirle que deje la Alcaldía. Y sobre los descalificativos y críticas vertidas por el presidente de su partido, Agustín Marichal, hacia técnicos municipales, así como de las críticas vertidas contra él por ser constructor y presidente de un partido al mismo tiempo, señaló que respeta "profundamente" a los trabajadores del Ayuntamiento, que "nadie" le ha oído "jamás hacer una sola crítica a los trabajadores" y que "rechaza" las críticas.

 

Su hermana y las ofertas de recalificación

"A mí personalmente me pueden gustar más o menos las reuniones a las que asisten" sus familiares, "pero no puedo obligar a nadie a hacer lo que yo quiera". Y aseguró "categóricamente" que "no existe trato de favor" en ese sentido.

Añadio que la revisión del Plan General de Ordenación "está en pañales" y que "es un absurdo hablar de cómo va a quedar ese planeamiento cuando está en una fase inicial".

Cuando un periodista le comentó que debería entender que "para cualquier persona resulte sorprendente" la participación de un familiar tan cercano en ese tipo de reuniones, Mena respondió "mis manos están limpias y no he cometido ningún ilícito penal".

En cuanto a si esa hermana ha trabajado en el Ayuntamiento o en sociedades municipales durante su etapa de alcalde, y en caso afirmativo, si lo hizo vía proceso selectivo, respondió que no tiene constancia de que su hermana haya participado en procesos selectivos, que la vida laboral de su hermana es asunto de ella "y no entro ni salgo en estas cuestiones, es una persona adulta y sus decisiones laborales las toma ella".

En cuanto al abogado Felipe Campos, dijo que no trabaja ni para él ni para el Ayuntamiento, ni ha llevado ningún caso en este consistorio.

 

Falta de apoyo de los líderes del PSOE

Al plantearle la falta de apoyo de líderes insulares y autonómicos del partido durante la crisis de gobierno que ha terminado con la petición de su partido de que renuncie al cargo, Mena respondió que "no he recibido alomejor" energía "de esos compañeros de partido, pero sí de muchos militantes, de muchos cargos públicos y de muchos otros concejales que forman el partido socialista en Tenerife y Canarias".

Añadió que se sintió apoyado cuando decidió cesar a su ya exconcejal de Urbanismo Luis García, decisión que no vinculó con la crisis que amenaza a su gobierno ni con la petición de su partido de que renuncie a la Alcaldía.

Al preguntarle por las "sombras" que atribuyó a García en un comunicado dando a entender que el mismo habría incurrido en irregularidades y que por eso lo destituía, respondió que "ha habido muchos desacuerdos" y "desencuentros importantes en materia urbanística" entre él y ese concejal, y "fruto" de los mismos, tomó "la decisión del cese". También respondió que está revisando toda la documentación del área de Urbanismo "y que si hubiera o encuentro indicios de hechos irregulares, actuaría conforme a la Ley". Cerró ese tema apuntando que no quiere "mirar al pasado", sino "al futuro", abriendo vías de diálogo con sus compañeros "por las vecinas y vecinos de Arona".

 

La licencia del Arts y petición de amparo

En cuanto a la petición de amparo que le formuló el que era arquitecto jefe del área de Urbanismo, Damián Hernández, alegando que se sentía acosado por el abogado Felipe Campos para que no informara a favor del centro comercial Arts, y al hecho de que el alcalde no respondiera a tal requerimiento de auxilio, respondió que sí actuó: "me lo tomé tan en serio que lo puse en conocimiento del concejal de Urbanismo para que tomara las decisiones oportunas".

Y en cuanto a la crítica documentada de ese técnico por ser excluido de una reunión solicitada por Campos con el alcade y, entre otros, el exedil de Urbanismo para hablar de una licencia en tramitación de la que este abogado no sería parte, Mena respondió que "lo normal es que atienda" a quienes como Campos le piden cita, que celebró ese encuentro porque se lo estaban pidiendo "desde hacía años", que el mismo se realizó "con luz y taquígrafo" y que accedió al mismo "con los técnicos activos en ese momento" porque estaba en tela de juicio un centro comercial que podría invadir la zona de litoral del municipio. "No me parecía un tema menor", expuso como justificación del encuentro. Y aseguró que al término de esa reunión "le dije a los técnicos que trabajaran como siempre lo han hecho, en el estricto cumplimiento de la legalidad".

Respondió que no atendió al promotor de ese centro comercial porque "pocas veces me ha pedido reunión para hablar de ese tema, aunque sí ha atendido a parte técnica del gabinete" de ese promotor. Negó haber otorgado licencia alguna para ese edificio alegando que ese trámite se hizo hace muchos años.

Ante la pregunta de un periodista que planteó que el Arts parece pivotar en torno a la crisis de gobierno de Arona, José Julián Mena dijo que "ha quedado de manifiesto que esta obra ha avanzado de manera... digamos... poco regular", con "la invasión de límites de litoral" y con "ciertas situaciones que pueden ser irregulares". Y puntualizó que si eso es así, "que se trasladen y aclaren cada una de las cuestiones en los lugares y con las autoridades competentes".

 

Sobre la controvertida Alcaldía absoluta

En cuanto a su controvertida decisión de revocar las competencias de la Junta de Gobierno y asumirlas directamente alegando de palabra que se trataba de una cuestión de agilidad relacionada con el estado de alarma que había terminado 11 días antes de esa decisión, en esta rueda de prensa Mena insistió en vincular esa asunción de competencias que mantiene hoy en día  con el estado de alarma. Además reiteró que no le había quitado competencias a los concejales, dando a entender erróneamente que se había informado de lo contrario.

Añadió que la semana pasada se celebró una Junta de Gobierno que se ha hecho pública a través de la página de Facebook del Ayuntamiento y en la que los concejales votaron con normalidad.

 

Moción de censura "imposible"

En relación a una posible moción de censura que, según un periodista, podría ser auspiciada incluso desde el partido socialista, Mena reiteró que "hay dos dictámenes jurídicos que dicen que no cabe, que no puede prosperar la moción de censura" en Arona. Dijo también que la misma "no podría ser calificada por los servicios jurídicos del Ayuntamiento". Concluyó que él no está pensando en una moción de censura, "sino en gobernar con todos y cada uno de los compañeros" de su actual gobierno.