Buscar
10:39h. Martes, 24 de Octubre de 2017

Ningún comedor escolar de Canarias cambiará la comida propia por cáterin el próximo curso

Ante el anuncio de huelga por la privatización de comedores escolares, la Consejería de Educación y Universidades quiere aclarar que no ha autorizado el cambio de gestión directa en la cocina de un solo centro escolar durante la presente Legislatura, ni lo hará para el curso 2017-2018.

 

La Consejería de Educación y Universidades no despedirá a una sola auxiliar de comedor el próximo año, sino que, al contrario, reforzará el servicio en los centros escolares
La Consejería de Educación y Universidades no despedirá a una sola auxiliar de comedor el próximo año, sino que, al contrario, reforzará el servicio en los centros escolares

El próximo curso escolar 2017-2018 se mantendrá la gestión directa en el suministro de todos los comedores escolares que la hayan tenido hasta ahora, por lo que en ningún caso se contratarán nuevas empresas de cáterin, en detrimento de los centros con servicio propio de cocina.

Al igual que ha sucedido en todos los cursos de la presente Legislatura, la Consejería de Educación y Universidades mantendrá todos los centros de gestión directa, con la única excepción de los comedores que cesan en su actividad, por fusiones o traslado del alumnado a otros centros educativos, pero en ningún caso a favor de un cambio para que suministre la comida una empresa privada.

Por lo tanto, la Consejería quiere informar a la opinión pública de que la acusación genérica sobre la “privatización de los comedores escolares” es falsa y no se corresponde con la realidad de los centros educativos de Canarias.
Es más, tal y como explicó ante el Consejo Escolar de Canarias el pasado 20 de mayo, la Consejería de Educación está ultimando un Plan de Comedores escolares que busca precisamente mantener y ampliar cocinar en los centros, con un incremento en los controles sobre la calidad y los valores nutricionales en los menús.

Personal

Una vez aclarada la política que está desarrollando, la Consejería de Educación y Universidades quiere también aclarar cuál es el motivo del conflicto que en estos días enfrenta a la coordinadora de personal laboral con la administración y que no se circunscribe a un caso relativo al suministro de alimentos a los centros, porque en los centros donde se ha originado la protesta, ya se estaba trabajando con empresas de cáterin, y, en consecuencia, no existe privatización del comedor. 

En este caso, hablamos de un conflicto relativo al personal auxiliar de comedores, que se origina cuando los consejos escolares de seis centros educativos, en virtud de la competencia que tienen delegada para la gestión de los comedores escolares, solicitaron disponer de auxiliares de comedor contratadas por el cáterin, en sustitución de las contratadas por la Consejería.

La Consejería accedió a este cambio, solicitado por los Centros de Educación Infantil y Primaria Pintor Manolo Millares y Galicia, en Gran Canaria, y Juan Cruz Ruiz, Las Mantecas, Los Dragos y Santa María del Mar, en Tenerife, por reunir los requisitos recogidos en la norma, dichas solicitudes, entre los que está el visto bueno del Ampa.

En todo caso, la Consejería quiere dejar claro que estos cambios se deben a peticiones expresas de los consejos escolares, y no a una política premeditada de cambios en el servicio de auxiliares de comedor que, al contrario, la Consejería pretende reforzar, dentro del nuevo Plan de Comedores Escolares. Es más, desde hace más de un año se han adoptado ya las primeras medidas para mejorarlo.

Al llegar a la Consejería, el actual equipo directivo se encontró con importantes dificultades a la hora de cubrir las bajas de los auxiliares de comedor, al no existir listas de reserva lo suficientemente amplias. Es un factor que ha incidido en la celeridad a la hora de realizar sustituciones en el servicio, pero que la Consejería está en vías de solución, con la convocatoria pública de empleo para estas listas de reserva que está a punto de culminar, con la corrección de las últimas pruebas.

De este modo, ya para el curso 2017-2018 se contará con nuevas listas, que permitirán dar una respuesta mucho más ágil a las necesidades imprevistas de auxiliares de comedor, por motivo de enfermedad, accidente o cualquier otra causa .

Sin embargo, las quejas de los consejos escolares no se referían solo al inconveniente de la lentitud en las sustituciones, sino también a la falta de formación del personal, entre otras. En el primero de estos casos, el de la formación, la Consejería también ha comenzado ya a mejorar las oportunidades de formación permanente de este colectivo, con una oferta de cursos que les permita conocer bien todas las responsabilidades a su cargo y cómo afrontarlas. En cuanto al resto de motivos, se han producido intentos de mediación, que no han tenido resultados favorables.

Empleos garantizados

Con el fin de mejorar la convivencia en los centros solicitantes y, al mismo tiempo, mantener los puestos de trabajo y fortalecer el servicio que se presta en los comedores escolares de Canarias, la Consejería decidió trasladar a las auxiliares afectadas a distintos centros educativos, donde reforzarán el servicio ya existente, de forma que se mejorará la ratio de alumnado por cada auxiliar y se mejorará así el servicio que reciben los escolares.

Sin embargo, el colectivo afectado ha presentado un aviso de huelga para el próximo jueves, 15 de junio, con la pretensión de que prácticamente se anulen estas decisiones sobre los acuerdos de los consejos escolares.

Ante esta petición, la Consejería se ha reunido con el Comité de Huelga, sin que haya existido acuerdo. La representación de la Administración insistió en que la decisión no supone la pérdida de un solo puesto de trabajo de esta categoría, que es la de auxiliar de servicios complementarios. Estas funciones serán desempeñadas por los mismos en otros centros educativos donde se incrementa la demanda de alumnos.

Además, recordó que el destino de los trabajadores se determina en cada inicio del curso escolar y siempre se producen modificaciones del número de comensales. Así, todos los cursos se determina dónde es necesario que los trabajadores desempeñen sus funciones, por lo que no es novedoso para las auxiliares cambiar de centro.

Por parte de la administración se informó además de que se está elaborando un Plan de comedores, que contempla entre otras cuestiones el consumo de productos frescos, los ecocomedores, la implantación de comedores nuevos, revisando instalaciones y posibilidades de los centros así como la revisión de las subvenciones a los centros.

También se comunicó la tramitación de un pliego para selección centralizada de las empresas que puedan prestar este servicio; se ofertó la mediación cuando se conozcan las dificultades entre la dirección de algún centro y trabajadores de la Consejería; se ofertó la participación en el citado Plan de los representantes de los trabajadores, antes de su aprobación, trasladándolo para que puedan ser oídos, etc.

Sin embargo, los representantes de los trabajadores no modificaron su postura sobre la retirada de las resoluciones de cambio de gestión, dictadas conforme al procedimiento establecido y solicitadas por el Consejo Escolar de cada uno de los centros, con la conformidad de las Ampas y pese a que no supondrán la pérdida de un solo empleo.