Buscar
12:48h. Miércoles, 22 de Mayo de 2019

Ochenta escolares conocen en el Hospital Dr. Negrín los riesgos que encierran las patologías cardiovasculares

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín ha celebrado recientemente una charla sobre la prevención de patologías cardiovasculares y sobre los principios básicos necesarios para realizar una técnica de reanimación cardiopulmonar (RCP) que permite salvar una vida. 

Los jóvenes también conocieron lo que hay que hacer ante una situación de parada cardiaca, identificando los signos y aplicando las maniobras que pueden ayudar a salvar vidas
Los jóvenes también conocieron lo que hay que hacer ante una situación de parada cardiaca, identificando los signos y aplicando las maniobras que pueden ayudar a salvar vidas

Se trata de una iniciativa en la que han participado 80 escolares y que se enmarca en las aulas educativas del Aula de Pacientes que organiza el centro hospitalario.

A lo largo de la charla celebrada en el Auditorio Dr. Alfonso Medina, los jóvenes descubrieron que ante una situación de urgencia, pequeños y sencillos gestos como colocar una mano sobre la frente y con la otra tirar del mentón hacia arriba de forma que se evite que la lengua impida el paso del aire a los pulmones pueden resultar de mucha ayuda.

El cardiólogo José Juan García Salvador y los enfermeros Daniel Ariza y Teresa Martel explicaron lo que hay que hacer ante una situación de parada cardiaca, identificando los signos y aplicando las maniobras que pueden ayudar a salvar vidas, entre ellas la respiración boca-boca y las compresiones torácicas. 

En el marco de esta iniciativa, se recordó a los escolares que la patología cardiovascular es la primera causa de muerte en España, asociada a una disminución de la calidad de vida. No fumar, evitar el sedentarismo y llevar una vida más activa, seguir una dieta saludable, evitar el estrés y controlar otros factores de riesgo como la diabetes o la hipertensión arterial, son algunas de las medidas con las que se intenta reducir la mortalidad por patologías cardiovasculares a menos del 25% hacia el año 2025.