Buscar
18:10h. sábado, 16 de enero de 2021

Sí Podemos Canarias exige explicaciones por las cargas policiales y detenciones contra el alumnado de la ULL

El grupo Sí Podemos Canarias en el Cabildo Insular de Tenerife reclama aclaraciones a todas las partes implicadas en la organización de una exhibición policial armada desarrollada en el día de ayer, martes 3 de noviembre, en las instalaciones de la facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna (ULL) bajo el nombre de ‘Congreso de Seguridad y Turismo’.

Piden la “liberación inmediata de las dos estudiantes que fueron detenidas por la Policía Nacional durante la injustificada y desproporcionada carga policial"
Piden la “liberación inmediata de las dos estudiantes que fueron detenidas por la Policía Nacional durante la injustificada y desproporcionada carga policial"

La coalición insular demanda a la Subdelegación del Gobierno “explicaciones urgentes ante el desmesurado abuso policial ocurrido ayer contra una parte del estudiantado de la ULL que se manifestaba de forma organizada y pacífica para mostrar su rechazo a la realización de dicho acto en la propia universidad”, y pide al alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y a la rectora de la ULL, Rosa María Aguilar Chinea, “aclaraciones por haber permitido la celebración de dicho acto en las instalaciones de la Universidad de La Laguna”. 

Sí Podemos Canarias espera la “liberación inmediata de las dos estudiantes que fueron detenidas por la Policía Nacional durante la injustificada y desproporcionada carga policial sobre el alumnado que se encontraba protestando pacíficamente”. El grupo insular destaca que la Plataforma de Estudiantes de Tenerife y el C.S.O. Taucho denuncian que, en el día de ayer, el estudiantado de la facultad de Bellas Artes se vio sorprendido por el desarrollo de “prácticas de tiro” y el lanzamiento de “bombas de humo” en el aparcamiento anexo a dicha facultad, sin ofrecer ninguna explicación clara al respecto a las y los estudiantes. 

La coalición insular en el Cabildo de Tenerife defiende que la ULL, a través de sus propios Estatutos, afirma que la universidad “promoverá la investigación en aquellos aspectos que contribuyan a la educación en la convivencia pacífica y democrática de los pueblos”, a lo que añade explícitamente su compromiso para no fomentar en ningún caso “la investigación de aspectos específicamente bélicos o militaristas”. Sí Podemos Canarias considera que la institución académica “ha infringido frontalmente sus propios estatutos, al permitir que se desarrollase dicho acto en sus instalaciones, lo que derivó en la posterior carga policial contra el alumnado que precisamente protestaba por tal incumplimiento de su norma básica de autogobierno, por lo que se deben dar explicaciones inmediatas al respecto”.

En este sentido, Sí Podemos Canarias recuerda que "la ULL, de acuerdo con sus estatutos, está al servicio del desarrollo integral de los pueblos, de la paz y de la defensa del medio ambiente, y fundamentalmente de la sociedad canaria; y que además garantiza los derechos de libre expresión y difusión del pensamiento, de producción y creación artística, humanística, científica y técnica”. "Además, entendemos que la universidad debe ser todo aquello para lo que está concebida, un espacio de aprendizaje, de diálogo, de encuentro y de respeto a los derechos fundamentales”. 

Sí Podemos Canarias rechaza tajantemente la realización del acto organizado en las instalaciones de la ULL, puesto que se trata de “prácticas más propias de estados securitistas”, a lo que recuerda que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “como funcionarios públicos que son, actúan siguiendo órdenes y hay responsables políticos de su actuación, en este caso el Subdelegado del Gobierno, por lo que exigimos una aclaración al respecto del uso desproporcionado de la fuerza”. 

El grupo insular destaca que este intolerable abuso policial contra las y los estudiantes de la universidad trae a la memoria “el asesinato de Javier Fernández Quesada en la ULL en el año 1977, cuando fue alcanzado por una bala disparada tras una carga policial realizada por la Guardia Civil”. “Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no están al servicio público para cargar de forma violenta y desmedida contra personas que protestan de forma pacífica y sin suponer ninguna amenaza”.