Buscar
08:12h. miércoles, 05 de agosto de 2020

Sánchez anuncia otra prórroga del confinamiento y habla de la "reconstrucción" del país

Pedro Sánchez ha anunciado hoy de manera oficial que solicitará otra prórroga del estado de alarma para prolongar el confinamiento hasta el 25 de abril. También ha asegurado que España ya ha "superado el pico de propagación del virus", que "estamos en condiciones de doblegar la curva de expansión de la epidemia" y que se acerca el momento de emprender "la reconstrucción, el relanzamiento de nuestra economía y sistema productivo".

Pedro Sánchez durante el anuncio en rueda de prensa de la segunda prórroga del estado de alarma.
Pedro Sánchez durante el anuncio en rueda de prensa de la segunda prórroga del estado de alarma.

Así, tal y como se veía venir, el estado de alarma y el confinamiento generalizado de la ciudadanía española se prolongará, como mínimo, hasta finales de abril y, como han vaticinado varios expertos y cargos públicos, a partir de ahí, si la evolución de la pandemia sigue las previsiones de contención, puede comenzar un desconfinamiento progresivo.

Sobre el confinamiento vigente en España desde el 14 de marzo, Sánchez indicó que a pesar de las "11.744 vidas arrebatadas; a menudo del modo manera cruel, en completa soledad", la reducción de la movilidad y el aislamiento hogareño, "han servido para contener la propagación del coronavirus" y, por ende, "para salvar vidas". 

Con tono positivo, agregó que estas tres semanas de aislamiento "están rindiendo sus frutos" y que han servido, por ejemplo, "para disminuir la propagación del virus, que hace tres semanas se expandía diariamente por encima del 20% y hoy está, afortunadamente, en un 6%". También, "para contener la avalancha sobre nuestros hospitales que ingresan hoy a diario menos pacientes que hace dos semanas; aun siendo todavía un número bastante considerable". Y, además, dijo, ha servido "para ver cómo se multiplican las altas, que ascienden ya a más de 34.000 mil pacientes".

El presidente del Gobierno resaltó que con ello se han alcanzado las metas inicialmente fijadas con la declaración del estado de alarma: frenar la propagación del virus, contener la avalancha en los hospitales, sobre todo en las UCIs, curar enfermos y salvar vidas. Y que por ello, "hoy me corresponde comparecer de nuevo para anunciar que los datos que los expertos facilitan al Gobierno pronostican que en estos días, una vez superado el pico de propagación del virus, estamos en condiciones de doblegar la curva de expansión de la epidemia".

"Transmito este mensaje, por supuesto, con la prudencia exigible en medio de una guerra nunca antes librada", indicó al tiempo que reiteraba que "doblegar la curva, dejar atrás el pico, era el primero de los objetivos que fijamos en esta contienda contra el virus; y estamos cerca de alcanzarlo".

"Precipitarnos, relajarnos o desunirnos justo ahora", apuntó, "tendría un resultado peor que devolvernos al punto de partida porque desencadenaría una segunda ola que nos golpearía cuando nuestras resistencias están, reconozcámoslo, más debilitadas y nuestras fuerzas están en consecuencia más mermadas".

"Para muchos son los días más difíciles de nuestra vida", comentó. Y remarcó que comprende lo difícil que resulta prolongar aún dos semanas más este esfuerzo y este sacrificio: "son días difíciles para todos; días que ponen a prueba nuestra paciencia al aislarnos en casa; días que ponen a prueba nuestra serenidad ante la incertidumbre sobre el futuro; días frenéticos para muchos de nosotros, obligados a actuar y tomar decisiones que jamás habíamos imaginado, inquietos además por la suerte de amigos y familiares enfermos".

Pero insistió en que, con todas las cautelas, dos semanas más de confinamiento "creemos que es el tiempo que necesita nuestro sistema de salud para recuperarse, es el tiempo que necesita nuestra sociedad para mantener a raya al virus e iniciar la desescalada". Y explicó sobre esa 'desescalada' que los expertos la definen como "una transición para regresar a nuestra cotidianeidad".

 

El siguiente objetivo dentro de esta primera etapa "en la que seguiremos aún varias semanas", aclaró, "es reducir aún más la propagación, hacer descender lo contagios todavía más y de manera más acusada", hasta que los nuevos enfermos sean menos que los nuevos sanados y los hospitales recuperen poco a poco su capacidad plena y dispongan de todos los recursos humanos y materiales que necesitan.

Reconstrucción económica y productiva

Concretó que cuando descienda claramente la curva y esté controlada la difusión del virus, "se abrirá un nuevo escenario, una segunda etapa, que será la del regreso progresivo hacia a una nueva normalidad social y, en consecuencia, también hacia una reconstrucción de nuestra economía y también del impacto social que está teniendo en forma de pérdida de empleo y destrucción de tejido productivo esta pandemia".

Desde hace semanas, subrayó, el Gobierno de España "está pensando en el medio plazo", en qué hacer durante las próximas semanas cuando ya hayamos doblegado la curva, y en consecuencia hayamos cumplido con la primera etapa de la lucha con el COVID 19.

Y anunció en ese sentido que "un equipo integrado por epidemiólogos, tecnólogos y profesionales del máximo nivel de varias disciplinas, trabaja en la elaboración de un completo Plan para reanudar progresivamente la actividad económica y social a la vez que se mantiene a raya la propagación del virus mediante medidas de protección individual y colectiva".

El Plan que según el presidente del ejecutivo estatal "está siendo ultimado y que se irá adaptando a la evolución de la pandemia", comprende primero, medidas de higiene tanto individual y colectivas; en segundo lugar acciones sanitarias de detección y atención a aquellas personas que sean infectadas por el COVID-19; y finalmente iniciativas tecnológicas de control y seguimiento de la epidemia.

En esa segunda etapa, manifestó, también tocará "emprender la reconstrucción, el relanzamiento de nuestra economía y nuestro sistema productivo".