Buscar
06:26h. Martes, 16 de Octubre de 2018

Sanidad pone en marcha nuevos sistemas de medición de la diabetes tipo 1 que mejoran el control de la patología y la calidad de vida del paciente

Canarias será una de las primeras CCAA en contar con estas nuevas prestaciones, ya que esta medida está recogida en el Compromiso por la Mejora de la Sanidad Pública de Canarias y ha sido consensuada con las asociaciones de pacientes diabéticos de Canarias, FAdiCAN y Adigran.

 

De izda a dcha Lidia Blanco, Julián González, José Manuel Baltar y Elizabeth Hernández
De izda a dcha Lidia Blanco, Julián González, José Manuel Baltar y Elizabeth Hernández

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, y la directora general de Programas Asistenciales del Servicio Canario de la Salud (SCS), Elizabeth Hernández, se reunieron ayer con el presidente de la Federación de Asociaciones de Diabetes de Canarias (FAdiCAN) y de la Asociación para la Diabetes de Tenerife (ADT), Julián González, y con la presidenta de la Asociación de Diabéticos de Gran Canaria (Adigran), Lidia Blanco, para abordar la próxima implantación en el Servicio Canario de la Salud de los sistemas de monitorización continua de glucosa para pacientes con diabetes tipo 1: embarazadas, niños y adolescentes y personas con hipoglucemias graves .

Se trata de una nueva prestación que se incorpora a la cartera de servicios del SCS, fruto de una reivindicación de las asociaciones de pacientes y que está recogida en el Compromiso por la Mejora de la Sanidad Pública de Canarias. Supone la implantación de sistemas flash de monitorización de glucosa y sistemas de monitorización continua, cuya indicación está sujeta a la edad del paciente y al control que presente de la enfermedad.

La nueva prestación, que ha sido consensuada con las asociaciones de pacientes diabéticos Fadican y Adigran, ofrece mejoras a través de dos nuevos dispositivos medidores de glucosa, cuya indicación está fijada por el Grupo Técnico de Evaluación y Control, creado al efecto, y que está formado por especialistas en Pediatría y Endocrinología de Atención Primaria y Hospitalaria.

Sistema Flash

El sistema flash de monitorización resulta especialmente útil en niños y adolescentes con diabetes mellitus tipo 1 tratados con múltiples dosis de insulina diaria, ya que deja de ser necesario pincharles muchas veces al día para medir el nivel de glucosa en sangre y presenta además la ventaja de no necesitar calibración y que la duración del sensor es de hasta 14 días (frente a los 6 días de los otros sistemas).

Con esta medida, Canarias se situará entre las primeras comunidades autónomas que ofrecerán esta prestación en su cartera de servicios cuya puesta en marcha en la población infantil diabética servirá para evaluar los resultados en salud y estudiar su posible extensión a todos los pacientes con diabetes mellitus tipo 1.

La implantación de esta prestación, que se llevará a cabo en los servicios hospitalarios de Endocrinología y Pediatría, supondrá la cesión de uso por parte del SCS a los pacientes de sistemas de monitorización flash y los sistemas de monitorización continua de glucosa, así como de los materiales fungibles correspondientes para su uso.

Sistemas de monitorización continua de glucosa

Estos dispositivos están indicados para pacientes con diabetes tipo 1 de entre 2 y 4 años de edad en los que esté contraindicado el uso de los sistemas flash, así como en las embarazadas en las que se indica la bomba de infusión continua de insulina; y los pacientes que presenten hipoglucemias graves que pasen desapercibidas.

En todos estos casos, los familiares y cuidadores de estos pacientes menores tendrán que tener capacidad para manejar este tipo de aparato; demostrar actitud para realizar los ajustes necesarios en las dosis de insulina; haber recibido formación sobre el cuidado de la diabetes; haber realizado un curso sobre manejo de este dispositivo, y acreditar una frecuencia media de cuatro autocontroles diarios de glucemia durante los dos meses previos a la indicación de este sistema de monitorización continua de glucosa.

La indicación con sistemas de monitorización continua de glucosa está contraindicado en pacientes que no sepan manejar este tipo de dispositivos, personas que no asuman la enfermedad, pacientes que no siguen las visitas del plan terapéutico y personas con trastornos psiquiátricos graves.