Buscar
07:45h. Jueves, 27 de Julio de 2017

El SUC formó a más de 2.000 alumnos en técnicas de primeros auxilios durante este curso escolar

El Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha formado en técnicas de primeros auxilios y masaje cardíaco a más de 2.000 alumnos de distintos centros educativos del Archipiélago, durante el curso escolar 2016/2017. La edición de este año culminó esta mañana con una muestra de recursos de emergencias en las instalaciones del Colegio Claret de Las Palmas.

 

La edición de este año concluyó hoy con una muestra de recursos de emergencias en el Colegio Claret de Las Palmas
La edición de este año concluyó hoy con una muestra de recursos de emergencias en el Colegio Claret de Las Palmas

Durante estos diez meses de actividad lectiva, los profesionales del SUC han visitado distintos colegios de Educación Primaria e institutos de Educación Secundaria ubicados en los municipios de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Santa Lucía de Tirajana, Mogán, Arico y Güímar, entre otros, al objeto de que los menores aprendan a intervenir correctamente en la cadena de supervivencia, alerten correctamente al sistema de emergencias a través del teléfono 1-1-2 y mejoren su capacidad de reacción ante una urgencia. 

En esta muestra, el SUC desplazó al Colegio Claret la unidad de catástrofes (UMCAT) y un vehículo de intervención rápida (VIR), que ofrece una respuesta avanzada en los incidentes graves que se producen en las dos capitales canarias, al tiempo que coordina in situ la asistencia sanitaria en los accidentes de múltiples víctimas. 

Desde hace varios años, el SUC pone a disposición de la comunidad educativa canaria los conocimientos necesarios para actuar adecuadamente ante los incidentes sanitarios que se pueden producir en la vida diaria del alumno, ya sea en el colegio, en la calle o en el propio domicilio como, por ejemplo: atragantamiento u obstrucción de la vía aérea; quemaduras; hemorragias; heridas; traumatismos; lipotimia (síncope y shock); insolación y golpe de calor, entre otros. En este sentido, se insiste en las charlas que es tan importante saber qué hacer, como qué no se debe hacer para no empeorar la situación.

Para ello es fundamental que conozcan qué es y para qué sirve el 1-1-2, -los avances tecnológicos con los que cuenta para la gestión de emergencias y la localización de llamadas- y adquieran de la mano de los profesionales del SUC los conocimientos básicos que les permitan proporcionar una ayuda correcta, hasta la llegada del recurso sanitario y el personal especializado.