Buscar
03:31h. Jueves, 24 de octubre de 2019

La teleasistencia del SUC a los primeros intervinientes, clave para la supervivencia de los afectados

Ante un accidente o problema de salud, las personas que están alrededor del afectado pueden hacer mucho más que alertar a los servicios de emergencia y acompañar hasta su llegada. De los primeros intervinientes puede depender en muchas ocasiones la supervivencia de esa persona, además de evitar o aminorar las secuelas.

 

Médico coordinadora del SUC
Médico coordinadora del SUC

Por este motivo el Servicio de Urgencias Canario (SUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, insiste en la importancia de seguir las indicaciones prestadas por el médico coordinador del SUC, se tengan o no conocimientos sanitarios, hasta la llegada de la ambulancia al lugar del incidente. 

En este sentido, los primeros minutos ante una parada cardiorrespiratoria, una hemorragia o un atragantamiento, por ejemplo, son de vital importancia. En estos casos, si la persona que está junto al afectado no comienza a practicar masaje cardiaco inmediatamente, tapona correctamente la herida o no realiza las maniobras para la desobstrucción, las posibilidades de éxito en la posterior asistencia del SUC disminuyen considerablemente. Para hacerlo correctamente no es preciso tener conocimientos sanitarios, pues siempre se puede contar con la ayuda a través del teléfono del médico coordinador del SUC, presente las 24 horas de todos los días del año en las salas operativas del 1-1-2.

Como ejemplo de la importancia de este servicio de teleasistencia, una mujer pudo ser recuperada de un paro cardiaco que sufrió en su domicilio, en Las Palmas de Gran Canaria. Un familiar llamó al 1-1-2 tras detectar que no se encontraba bien y tras explicar a la médico coordinadora del SUC los síntomas que presentaba, la facultativa pidió al alertante que comprobara las constantes vitales. Con la información aportada, constató que la señora se encontraba en parada cardiorrespiratoria y le indicó que debía colocar a la afectada en el suelo y seguir sus indicaciones para realizar correctamente el masaje cardiaco -compresiones en el pecho-, mientras acudía al domicilio una ambulancia medicalizada del SUC. 

Gracias a la acción de un familiar dirigido por el médico coordinador, estas maniobras fueron efectivas y a la llegada del personal del SUC la mujer había recuperado el ritmo cardiaco. Tras ser estabilizada, fue trasladada al hospital de referencia.

Es importante recordar que mantener la calma y explicar con detalle lo que le ocurre a la persona que precisaba ayuda contribuye a que el médico coordinador identifique con mayor rapidez qué es lo que pasa y facilite indicaciones sobre cómo proceder, sin que esto suponga un retraso en la asistencia, que simultáneamente ya se ha puesto en marcha.